Las empresas en concurso caen por segundo año y se reducen un 25 % en 2015

El número de empresas que se declararon en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) cayó en 2015 por segundo año consecutivo hasta alcanzar 4.916, un 25,1 % menos que un año antes, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada hoy.

Y ello pese a que en el último trimestre del año el número de empresas en concurso creció respecto a los tres meses anteriores; en concreto, entre octubre y diciembre entraron en concurso 1.205 empresas, un 17,7 % más que entre julio y septiembre.

No obstante, incluso esas cifras son inferiores en un 23,4 % a las del último trimestre de 2014.

En total, sumando empresas y personas físicas, en el último trimestre el número de deudores concursales fue de 1,381, un 20,8 % más que en el trimestre anterior pero un 20,9 % menos que un año antes.

El número total de deudores (incluidas personas físicas) ascendió a 5.510, un 24,3 % menos que un año antes; en 2014, esta cifra se redujo un 30 %, después de que en 2013 crecieran un 6,5 % tras sumar tres años al alza.

Del total de concursos, 5.135 fueron voluntarios (un 24,7 % menos que un año antes), y 375 necesarios (un 19 % menos), y por clase de procedimiento, los ordinarios cayeron un 31,7 % y los abreviados, un 22,7 %.

En cuanto al número de personas físicas sin actividad empresarial concursadas, alcanzo el pasado año 594, un 17 % menos que en 2014.

No obstante, el grueso de los deudores concursados lo asumieron las empresas, que representaron el 89,2 % del total.

Atendiendo a la actividad económica, el 41,6 % de las empresas concursadas provino del sector del comercio y de la construcción; tanto éstas como las del sector industrial y de la energía vieron como se reducía el número de concursos, no así en agricultura, ganadería y pesca, la única con tasas positivas (24,6 %).

Un 80,3 % de las empresas concursadas eran sociedades de responsabilidad limitada, y un 36,6 % se encontraban en el tramo más bajo de volumen de negocio -hasta 250.000 euros-.

En cuanto a la antigüedad de la empresa, un 22,3 % eran sociedades con 20 años o más, en tanto que un 15,7 % tenía cuatro o menos años de vida.

Por lo que respecta a la distribución regional, Cataluña fue la comunidad autónoma con mayor número de deudores registrados (1.089), seguida de Valencia (902) y Madrid (817); entre las tres concentran el 51 % del total.

En Andalucía había en 2015 un total de 608 deudores concursados; en el País Vasco, 353, en Galicia, 326, en Castilla y León, 224, en Castilla La Mancha, 216, en Aragón, 180, en Canarias, 162, en Baleares, 141, en Asturias, 130, en Murcia, 124, en Navarra, 75, en Extremadura, 74, en Cantabria,54, y en La Rioja, 33.

En mayo de 2015 se aprobó definitivamente la nueva Ley Concursal, que persigue que las empresas que acuden a este procedimiento y son viables puedan seguir operando, al mismo tiempo que permite a los acreedores cobrar parte de su deuda.

Esta ley extiende los efectos del convenio general a los acreedores disidentes o que no se hayan sumado a este, incluidos los públicos, siempre que se superen unos determinados porcentajes de adhesión.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.