Las bolsas esperan en máximos anuales que China publique mañana datos del PIB

Las bolsas de China y Hong Kong esperan en sus niveles más altos del año la publicación, mañana, de los datos del producto interior bruto (PIB) del país asiático en el primer trimestre de 2016.

La mayoría de los analistas, sin embargo, pronostican que la segunda economía mundial continuará profundizando la ralentización estructural que ya la llevó el año pasado a registrar su tasa de crecimiento más lenta desde 1990, un 6,9 %.

El índice de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, avanzó al término de la sesión de hoy hasta los 21.337,81 enteros y, desde el 31 de diciembre de 2015 el selectivo no cerraba en un nivel superior.

También el índice general de la Bolsa de Shanghái, el indicador de referencia en los parqués chinos, ha alcanzado esta semana las cotas más altas de los últimos tres meses, indicio de la renovada confianza de los inversores en la economía del país asiático.

Esta escalada bursátil ha coincidido con la divulgación de una serie de indicadores positivos sobre la coyuntura china, mientras se aguarda a que los datos que la Oficina Nacional de Estadísticas dará a conocer mañana confirmen o desmientan esa tendencia.

El primer ministro chino, Li Keqiang, ya avanzó la semana pasada que había signos de "mejorías" económicas en el país asiático en el primer trimestre del año.

Con la inflación en los niveles más altos en casi dos años, la primera subida del comercio exterior en trece meses y hasta una aceleración del consumo eléctrico, los indicadores divulgados por China esta semana muestran un repunte en la actividad económica.

Hasta hace unos días los analistas daban casi por seguro que la subida del PIB correspondiente al agregado de enero a marzo sería inferior al crecimiento del 6,8 % del cuarto trimestre de 2015, pero las últimas estadísticas han batido las expectativas y algunas instituciones ya están revisando al alza sus pronósticos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó esta semana su previsión de crecimiento para China hasta un 6,5 % en 2016 y un 6,2 % en 2017, en ambos casos dos décimas más que lo calculado inicialmente.

El Banco Mundial (BM), que anticipa alzas del PIB chino de un 6,7 % este año y un 6,5 % el próximo, amagó con corregirlas en el mismo sentido de mantenerse la actual evolución.

"La información y los datos más recientes son más positivos en términos de la perspectiva a corto plazo de China. Pensamos que eso está relacionado con las decisiones para reforzar los estímulos económicos, tanto fiscales como monetarios", dijo el lunes el economista jefe para China del BM, John Litwack, en una rueda de prensa en Pekín.

En todo caso, la agencia de calificación Moody's había cambiado semanas antes de "estable" a "negativa" su perspectiva de futuro sobre la economía china y, a continuación, su competidora Standard and Poor's siguió la misma senda.

En el primer trimestre del año, los indicadores económicos del país asiático empezaron dando señales de alarma y lo terminaron apuntando a una estabilización.

El país comenzó 2016 con un nuevo desplome bursátil que sacudió los parqués internacionales y arrastrando desde finales del año anterior fuertes salidas de capitales que llevaron la cotización de su moneda, el yuan, a mínimos de 2011.

Poco después, el Gobierno chino desveló sus planes para reestructurar su industria pesada y eliminar parte de la capacidad de producción excesiva que lastra a sectores como el siderúrgico y el carbonero, y aprobó un presupuesto que sube el techo de déficit hasta el 3 % del PIB para aliviar la carga fiscal a las empresas.

Cuando la Oficina Nacional de Estadísticas publique mañana los datos del PIB esclarecerá qué peso tienen todos estos fenómenos sobre el desarrollo de la economía china y si, en el primer trimestre, se ajustó o no al objetivo que se ha propuesto este año el Gobierno: crecer entre un 6,5 y un 7 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.