La patronal italiana pide que el Gobierno cierre la venta de Ilva a Arcelor

El presidente de la patronal italiana, Vincenzo Boccia, pidió hoy al Gobierno, formado por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, que cierre ya la venta del grupo siderúrgico Ilva al líder mundial en producción de acero, ArcelorMittal.

"El problema del grupo Ilva lo arrastramos desde hace seis años, creo que ha llegado el momento de cerrar su venta y cerrarla bien", dijo Boccia en un convenio sobre juventud y empleo celebrado en la ciudad italiana de Rimini (norte).

Boccia se mostró así de tajante después de que el ministro de Desarrollo Económico, Luigi Di Maio, analizara esta operación y la mantenga en impás.

La planta de Ilva, en Tarento (Apulia, Italia, llevaba casi cuatro años bajo administración concursal cuando en junio de 2017 el Gobierno del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) firmó un decreto para que ArcelorMittal la comprara y la salvara de la quiebra.

ArcelorMittal la había adjudicado en un concurso estatal y los reguladores europeos habían dado luz verde a la operación en mayo de 2017.

Pero la fecha límite para completar la venta es el próximo 15 de septiembre y en este tiempo Italia ha celebrado unas elecciones generales que han ganado el M5S y la Liga, dos formaciones que comparten una visión proteccionista.

Di Maio afirmó a principios de agosto que no le convencía el plan de ArcelorMittal en materia de empleo, pues la multinacional quiere comprar Ilva pero aplicando unos recortes para sanear sus cuentas que podrían afectar a parte de los 14.000 trabajadores.

Di Maio mandó entonces analizar las condiciones del concurso público y tras las conclusiones ha afirmado que la venta de Ilva a ArcelorMittal "es ilegal" pero al mismo tiempo "no se puede anular".

Di Maio, que es también vicepresidente del Gobierno, ha asegurado que fue un proceso "lleno de faltas e irregularidades", un "crimen perfecto" cometido por el anterior Gobierno, que no permitió a otras compañías mejorar sus ofertas iniciales.

Al mismo tiempo, avanzó que el Gobierno seguirá negociando con ArcelorMittal pero que si alguna compañía pidiera participar en el proceso la venta se podría cancelar.

Un cúmulo de contradicciones que no han dejado clara la posición del Gobierno y sobre las cuales el presidente de la patronal ha dicho: "Creo entender, por las palabras del ministro Di Maio, que el abogado del Estado dice que el concurso no se puede anular: hay que tomar nota, seguir con las negociaciones y cerrar los últimos puntos cuanto antes".

Boccia, crítico con el Gobierno, afirmó que debe aparcar de una vez por todas los mensajes grandilocuentes para centrarse en los problemas del país, el paro y la deuda pública.

Y advirtió al M5S de que no puede "gobernar haciendo oposición al mismo tiempo" y avisó sobre las posibles decisiones en materia económica ,que pueden disparar la prima de riesgo "si los inversores internacionales perciben un cierto riesgo en Italia".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.