La niebla obliga a cerrar la A-8 y provoca largas retenciones

Los densos bancos de niebla que dificultan la visibilidad y condicionan la seguridad de los usuarios han obligado a cortar de nuevo la Autovía do Cantábrico (A-8), que permanece cerrada al tráfico desde primera hora de la tarde de ayer, lo que motivó largas retenciones y colas para regresar de las playas de A Mariña.

Según informó la Dirección General de Tráfico, la autovía permanece cortada desde las 15:45 horas de ayer, concretamente en el tramo comprendido entre los kilómetros 536 y 552, en el Alto do Fiouco, ubicado entre los municipios lucenses de Mondoñedo y Abadín.

El enésimo corte de la Autovía del Cantábrico en ese punto, unido a la gran cantidad de gente que se desplazó a la zona de costa para disfrutar de un día de playa y del cambio de quincena, con el consecuente regreso de muchas familias después de terminar sus vacaciones, provocó que se formasen a última hora de la tarde de ayer importantes retenciones y colas para salir de A Mariña.

Los densos bancos de niebla que obligan a cortar al Autovía del Cantábrico entre Mondoñedo y Abadín son un problema recurrente, lo que ha obligado al Ministerio de Fomento a buscar soluciones técnicas innovadoras para tratar de evitar las continuas interrupciones en la circulación que se producen por motivos de seguridad en esta vía de alta capacidad.

Para solucionar este problema está prevista la colocación en el propio tramo afectado de varios prototipos para comprobar la eficacia de cada sistema sobre el terreno.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.