La Junta prepara nuevas ayudas para que empresas contraten a discapacitados

La Junta de Castilla y León está preparando, para 2017, nuevas ayudas que permitan la inserción de personas con discapacidad con especiales dificultades en el mercado de trabajo ordinario, mediante la subvención de los "preparadores laborales".

Con estas ayudas se financiarían los costes laborales y de Seguridad Social que se generen durante el período de desarrollo del proyecto de "Empleo con Apoyo", derivados de la formación de los preparadores de apoyo a los trabajadores que presentan una discapacidad, para su integración laboral.

Ha sido la principal novedad en la que ha incidido el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, quien hoy ha clausurado el desayuno de trabajo "Buenas prácticas de Responsabilidad Social Empresarial", organizado por la Asociación Síndrome de Down de Valladolid.

Según ha advertido el consejero, la iniciativa pretende "poner en contacto a las empresas con el proyecto Síndrome de Down para que vean a este colectivo como una aportación a la empresa" y que aquél "vea a las empresas como un elemento de integración social, para lo cual es necesario reforzar los programas de Responsabilidad Social Corporativa".

Por ello, ha considerado fundamental que las empresas participen en los programas de Responsabilidad Social que integren a personas con discapacidad, en este caso con Síndrome de Down, porque "aportan en positivo, ya que su grado de compromiso es aún mayor que el de otros trabajadores, y contribuyen a hacer una sociedad mejor".

Fernández Carriedo ha recordado que la Junta ha incrementado la dotación destinada a financiar la contratación indefinida de trabajadores con discapacidad y la adaptación de sus respectivos puestos de trabajo, hasta llegar a 441.636 euros, que permitirá atender a 114 personas a tiempo completo.

Por su parte, el presidente de la Asociación Down Valladolid, Manuel Velázquez, ha destacado la necesidad de que "tanto asociaciones, como administraciones y el sector privado actúen de manera conjunta y las empresas vean a las personas con Síndrome de Down como una rentabilidad, ya que son eficientes, y se respeten así sus derechos, que incluyen tener un trabajo".

Velázquez ha recordado que "el 74% de las personas con discapacidad no encuentran un trabajo", porcentaje que alcanza el 85% en el caso de personas con discapacidad intelectual, y el 95% en el de personas con Síndrome de Down, es decir, "que solo cinco de cada cien tienen un empleo".

Una de las empresas que cuenta con líneas de actuación en materia de Responsabilidad Social Empresarial para apoyar a las personas con Síndrome de Down es la Fundación Vodafone que, con su programa "Yo me preparo", ha formado a 720 personas en España, de las que 140 han podido incorporarse al mercado laboral.

Son datos aportados por la responsable de la Unidad de proyectos de la Fundación Vodafone, Pilar Sánchez, quien ha calificado este tipo de iniciativas como de "éxito total", a la que se ha añadido este año la Asociación Síndrome de Down de Valladolid.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.