La Junta de Eulen rechaza cesar a María José Alvarez como presidenta

La Junta General Extraordinaria de Eulen ha rechazado la petición de cesar como presidenta a María José Álvarez, que asumió el cargo tras el fallecimiento de su padre, David Álvarez.

La Junta se celebró a petición de los cinco hermanos de María José -Elvira, Marta, Emilio, Juan Carlos y Pablo Álvarez Mezquiríz-, quienes en los últimos años han protagonizado varias disputas por el patrimonio familiar.

La petición fue rechazada gracias a que Daval Control, sociedad creada por David Álvarez y su hija para aglutinar sus acciones, es dueña del 57,57 % de la compañía.

El 2,664 % de las acciones permanecen en autocartera y sin derecho a voto, mientras que el resto del capital pertenece a María José Álvarez y a los hijos "díscolos", como en su día los calificó el fundador de Eulen, y a la sociedad de estos, El Enebro.

En un comunicado, Eulen ha subrayado hoy que con la designación de María José Álvarez como administradora única "se cumplen los deseos del fallecido presidente fundador de Eulen, que designó a su hija su heredera universal en su expresa voluntad de dejar en las manos que el consideraba más solventes el futuro del grupo de servicios".

Según la misma fuente, María José mantiene en el la sociedad patrimonialista El Enebro la misma participación que sus hermanos, quienes la apartaron de la gestión al suprimir el consejo de administración y sustituirlo por un administrador único, cargo para el que designaron a la sociedad Mezqual Limited, compañía que constituyeron en Londres.EFECOM

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.