La inversión inmobiliaria se mantiene al alza en 2017 en Cataluña

La inversión inmobiliaria se mantuvo al alza en 2017 en Cataluña, aunque a finales de año y principios de 2018 se ha notado una ralentización debido a la situación política, según la consultora Engel & Völkers, que considera que, pese a todo, el sector continúa siendo atractivo a medio plazo para inversores.

A pesar de un inicio de año "muy prometedor", la inestabilidad política impactó en el sector inmobiliario y especialmente en el ámbito de los edificios residenciales para rehabilitar, con una disminución de las operaciones en el último trimestre.

Esta caída de las ventas, no obstante, no se ha traducido por ahora en una bajada de precios, ya que los propietarios consideran que esta situación es coyuntural, explica Engel & Völkers en su informe de mercado 2017-2018.

De hecho, el precio por metro cuadrado construido de edificios a rehabilitar supera ya la media de 3.000 euros en zonas del Eixample, lo que supone un crecimiento de más de 20 % respecto a 2016.

Los barrios más demandados para este tipo de inversión continúan siendo el Eixample, Ciutat Vella y Barceloneta, según la inmobiliaria, que el pasado año asesoró la venta de cuatro edificios residenciales.

En cuanto a locales, las zonas con mayor demanda de alquiler son el Eixample, Ciutat Vella y Gràcia, con el Eixample como la zona más cara, con precios que oscilan entre los 100 y los 250 euros el metro cuadrado.

En las operaciones de traspaso, es destacable el incremento de la demanda de locales destinados a negocios de restauración.

Engel & Völkers ve previsible que en 2018 se produzca un incremento de la demanda de locales destinados a negocios de restauración, así como de la inversión en este tipo de activos por la presión a la baja de los precios "motivada por la coyuntura política y la incertidumbre generada".

Por su parte, el volumen de inversión en oficinas en Barcelona se ha situado en torno a los 850 millones de euros, superando en casi un 30 % el de 2016.

El parque de oficinas es de unos 5,9 millones de metros cuadrados y la disponibilidad sigue disminuyendo, situándose actualmente en el entorno de un 8 %.

Respecto al mercado hotelero, la moratoria de 2015 que suspendió la concesión de licencias turísticas supuso la paralización de muchos proyectos en la ciudad, pero, a pesar de esto, Barcelona se situó en 2016 como la tercera ciudad en inversión hotelera en España, después de Madrid y Canarias.

En 2017, el volumen de inversión ascendió a 325 millones de euros, lo que supone un 26 % más que el año anterior.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.