La inflación industrial sube al 2,5 % en julio en región, el 4,6 en el país

El Índice de precios industriales (IPRI) subió en Extremadura en julio un 2,5 por ciento, cuando en el conjunto del país ascendió un 4,6, con respecto al mismo mes del año pasado, ha informado hoy el Instituto de Estadística de la Comunidad Autónoma (IEEx).

El IEEx señala que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPRI extremeño ha obtenido una tasa de variación mensual del 0,3 por ciento (0,4% a nivel nacional).

Por destino económico de los bienes, se han registrado tasas de variación mensuales positivas en los precios industriales de los sectores de Energía (1,6%) y Bienes de equipo (0,3%) y negativas en Bienes de consumo (-0,1%) y Bienes intermedios (-0,1%).

En tasa interanual se han alcanzado variaciones positivas en todos los sectores excepto en Bienes de consumo (-1,3%).

Los mayores incrementos se observan en Energía (8,6%) y Bienes intermedios (5%).

En el conjunto del país, la variación del IPRI registró un incremento interanual del 4,6 % en julio, medio punto por encima de la tasa de junio, como consecuencia del encarecimiento de la energía por el empuje de la producción, transporte y distribución de electricidad.

De acuerdo con los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la energía fue el sector con mayor influencia en la inflación de julio, con un incremento de la tasa anual del 14,1 %, dos puntos por encima de la registrada el mes anterior.

Este incremento de la tasa energética estuvo motivada por la subida de los precios de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica, y en menor medida de la producción de gas y la distribución por tubería de combustibles gaseosos, que descendieron en julio de 2017.

De la tasa energética destaca también, aunque en sentido contrario, el descenso de los precios del refino del petróleo, frente a la estabilidad que presentó el año pasado.

Además, los bienes de equipo presentaron un aumento interanual del 0,9 %, una décima superior a la registrada en junio a causa del encarecimiento de los precios de la fabricación de elementos metálicos para la construcción.

El único sector con influencia negativa fue el de bienes intermedios, con un 3,2 % interanual- dos décimas menos que en junio-, debido a la bajada de precios en la producción de metales preciosos y otros no férreos y, en menor medida, a la fabricación de productos para la alimentación animal, que subieron en julio del año anterior.

Sin tener en cuenta la influencia de la energía, los precios se situaron en el 1,2 % interanual en julio, una décima menos que el mes anterior, lo que supone casi tres puntos y medio por debajo del índice general.

La variación anual de los precios industriales subió en doce comunidades autónomas, mientras que disminuyó en cuatro.

En este sentido, las mayores tasas anuales del IPRI se sitúan en Canarias (11,6 %), Baleares (9 %) y País Vasco (8,1 %), en tanto que en el otro extremo -con las menores tasas- se encuentran Castilla y León (2 %), La Rioja (2,3 %) y Extremadura (2,5 %).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.