La inflación en la OCDE quedó estable en abril en el 2,3 %, pese a la energía

La inflación interanual en el conjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se mantuvo estable en abril en el 2,3 %, como en marzo, pese a la aceleración de los precios de la energía, compensada por los alimentos.

El incremento interanual de la energía pasó del 5,3 % en marzo al 6,1 % en abril, mientras el de los alimentos se ralentizó del 1,7 % al 1,6 %, destacó hoy la OCDE en un comunicado.

Si se excluyen esos dos elementos más volátiles, la inflación subyacente se quedó en el 1,9 % en abril, una décima menos que el mes precedente.

Entre los grandes países miembros, la inflación se redujo en Japón (cinco décimas hasta el 1,1 %), en Italia (tres décimas al 0,8 %) o en España (dos décimas al 1,1 %).

También disminuyó una décima en la zona euro hasta el 1,3 %, aunque no hubo cambios en los dos pesos pesados, Alemania y Francia (1,6 % en ambos).

Hubo un ligero repunte en Estados Unidos (de una décima al 2,5 %). Las tasas más elevadas en abril, como viene siendo habitual, fueron las de Turquía (10,8 %) y México (4,6 %).

En cuanto a los otros Estados del G20 que no forman parte de la OCDE, Argentina se destacó una vez más con el 25,5 % de repunte en abril, una décima más que en marzo. La inflación igualmente subió en Brasil (una décima al 2,8 %) y en Sudáfrica (seis décimas al 4,3 %).

Por el contrario, retrocedió en la India (cuatro décimas al 4 %), China (tres décimas al 1,8 %) y en Arabia Saudí (tres décimas al 2,5 %).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.