La empresa que retiraría placas franquistas en Lleida da por acabada su labor

La empresa Petrolis Independents, que se comprometió a retirar gratuitamente todas las placas con símbolos de la Falange en algunos edificios de protección oficial de Lleida, ha dado por finalizada su labor tras quitar solamente seis de las 342 placas que había contabilizado, ha informado la Paeria.

El alcalde de Lleida, Ànfel Ros, se ha reunido hoy con representantes de la compañía de gasolineras de bajo coste Petrolis Independents, a los que autorizó la semana pasada a retirar las placas después de que estos registraran una petición formal en el ayuntamiento en este sentido.

"La empresa ha comunicado al alcalde que ha retirado este fin de semana un total de seis placas, dando por acabada su acción puesto que para ellos se ha tratado de una experiencia piloto (ya que consideran que ahora tiene que continuar la sociedad civil) que pueden repetir en otras poblaciones", señala el consistorio, que ha agradecido a Petrolis Independents su tarea.

A la misma reunión el alcalde ha invitado a la Federación de Asociación de Vecinos-FAV, que se había ofrecido a la Paeria para colaborar en la tarea de sensibilización entre los vecinos de la importancia de la retirada de estos símbolos.

El Ayuntamiento de Lleida ha informado en este sentido de que realizará una acción coordinada con la FAV para sacar adelante la tarea ya iniciada este fin de semana.

"Con este objetivo, desde la Paeria se llevarán a cabo las actuaciones necesarias de comunicación a los vecinos de las viviendas afectadas", concluye un comunicado del consistorio.

Por otro lado, la organización juvenil de la izquierda independentista Arran Lleida ha informado hoy de que el próximo 28 de marzo tendrá lugar el juicio contra las tres jóvenes de este colectivo a las que el Ayuntamiento de Lleida denunció por haber arrancado, hace tres meses, varias placas de calles con nombres de personajes franquistas.

"Ante un ayuntamiento que sistemáticamente ha fallado a la memoria histórica negándose a retirar los nombres de calles franquistas, de las placas de las viviendas del régimen y otra simbología, estamos obligadas a desobedecer y ser nosotras mismas quienes forcemos un cambio en el nomenclátor de las calles de nuestra ciudad. Arrancar placas de calles con nombres franquistas no puede ser un delito, es una acción política legítima", señalan los encausados en un comunicado enviado por Arran.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.