La economía andaluza creará 212.000 empleos en 2016 y 2017, según el BBVA

La economía andaluza crecerá un 2,9 % en 2016 y rebajará su crecimiento al 2,4 % en 2017, mientras que en esos dos años se crearán 212.000 empleos y la tasa de paro se situará a finales del próximo ejercicio en torno al 26 %, doce puntos porcentuales por encima de la que había antes de la crisis.

Estas previsiones se recogen en el informe 'Situación Andalucía', que analiza la evolución y perspectivas de la economía en el segundo semestre de 2016, y que han presentado hoy en Sevilla José Ballester, director de la Territorial Sur de BBVA, y Rafael Doménech, economista jefe de economías desarrolladas de BBVA Research.

El BBVA ha revisado una décima al alza sus previsiones de crecimiento del PIB andaluz para este año al elevarla al 2,9 %, aunque es inferior en dos décimas al previsto para España, y este dinamismo económico se apoya en la demanda interna y en el tirón del turismo gracias al empuje de los viajeros internacionales debido a las dificultades geopolíticas de otros países.

Aunque la recuperación se traducirá en la generación de 212.000 puestos de trabajo en dos años, el nivel de empleo quedará un ocho por ciento por debajo del existente a principios de 2008, ya que se habrá recuperado la mitad del empleo destruido durante la crisis pero lejos de los niveles que había a principios de 2008.

El "brexit", que tendrá un impacto negativo de cuatro décimas en el crecimiento del PIB andaluz y también en el de España, y la elevada incertidumbre política en España, que puede restar siete décimas el bienio 2016-2017, son algunos de los factores que frenarán el crecimiento del PIB en 2017, según Doménech.

Andalucía previsiblemente cumplirá este año con el objetivo de déficit público y, por lo tanto, en caso de que se tengan que acometer ajustes en España, en esta región serán de una "magnitud inferior", según esta entidad financiera.

El principal reto de la economía andaluza sigue siendo la reducción del paro y sobre todo el desempleo juvenil y, aunque "no hay una receta mágica ni tampoco atajos", hay que apostar por la mejora del capital humano a través de la educación y también el capital tecnológico.

También tiene efectos positivos sobre el empleo reformas estructurales como la del mercado de trabajo y la de la políticas activas de empleo, según el economista jefe de economía desarrolladas de BBVA Research.

En su estudio el BBVA señala a las exportaciones como otro de indicadores que dificultan mantener el ritmo de crecimiento en 2017, ya que siguen sin recuperarse y bajarán este año en Andalucía un 0,7 % debido fundamentalmente al capítulo energético.

No obstante, Doménech ha apuntado que el comportamiento exportador de Andalucía es similar al del resto de la UE y el caso "atípico" es España que gana cuota de mercado internacional cuando en la mayoría de los países baja el saldo exportador, si bien ha precisado que el porcentaje de empresas exportadoras andaluzas es reducido y deben ganar tamaño para abrir mercados.

Aunque descienden en Andalucía las exportaciones de bienes, se incrementan las de servicios vinculados al turismo por el empuje de los viajeros internacionales que contrarrestaron la desaceleración de los nacionales.

Pero el tirón del turismo no tendrá la misma intensidad en 2017 que en 2016, según el responsable de BBVA Research, que ha explicado que las tensiones geopolíticas de algunos países competidores han desviado el turismo hacia destinos españoles, con un aumento de las pernoctaciones de extranjeros en 44 millones desde 2010, de las que entre un 25 y un 30 % se deben a dichas tensiones.

Otras razones que explican la desaceleración del PIB en 2017 son el freno en la bajada experimentada en los últimos años por el precio del petróleo y también que han tocado suelo los tipos de interés y, por tanto, su impacto en las condiciones financieras de los hogares y de las empresas, aunque el BBVA no prevé una subida de tipos por parte del Banco Central Europeo hasta principios de 2019.

También se neutralizará el próximo año la repercusión de la política fiscal expansiva implementada en los últimos años en España, según Rafael Doménech.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.