La Coface considera que aumenta el riesgo de una nueva recesión mundial

El riesgo de crédito para las empresas exportadoras ha aumentado en el segundo trimestre de 2018 hasta un nivel que recuerda al periodo de recesión poscrisis de 2012-2013, según un informe publicado hoy por la Compañía Francesa para el Comercio Exterior (Coface).

Esta consultora, especializada en la medición de riesgos en el comercio exterior y los seguros de crédito a la exportación, alerta de que el "pico" de crecimiento mundial se ha detenido y de que las tendencias proteccionistas ya se dejan sentir.

Su análisis, que evalúa la situación en países y sectores en todo el mundo, apunta a la subida de los diferenciales de la deuda soberana en la zona euro, el alza del precio del petróleo y del proteccionismo o la salida de capitales de grandes países emergentes como causas destacadas de la desaceleración.

Tras un comienzo de año marcado por la pérdida de confianza de empresas en Europa, Estados Unidos y Asia, las cifras del producto interior bruto (PIB) de abril y mayo confirman esa tendencia de desaceleración del crecimiento en economías avanzadas como Japón, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia.

España presenta en ese mismo periodo una previsión de crecimiento de su PIB del 2,6 % en 2018 y del 2,4 % para 2019, lo que confirmaría su tendencia decreciente.

La única excepción entre los países evaluados es Estados Unidos, para el que se prevé un incremento del 2,7 % en 2018, frente al del 2,3 % en 2017.

La subida del precio del petróleo, al margen de los países exportadores emergentes como Omán o Malasia, que mejoran en sus previsiones, enfrenta a los importadores emergentes a un mayor desequilibrio comercial y a una disminución del "apetito" de los inversores internacionales por sus activos financieros.

Coface añade que Italia está "en el foco de todas las miradas" por su "endeudamiento excesivo" y degrada su evaluación hasta colocarla en un nivel de riesgo moderado (A4) de impago para las empresas, dentro de una escala de ocho niveles en el que un A1 presenta el menor riesgo y la E uno extremo.

Entre los Estados importadores emergentes que Coface también ha devaluado figuran Argentina, que pasa a nivel C (elevado) por culpa de su sector de la construcción y de la distribución; Turquía (C), Sri Lanka (C) y la India B ("bastante elevado").

Coface advierte sobre los efectos negativos que la "guerra comercial" empieza a tener en el sector de las TIC (tecnologías de la Información y las comunicaciones) en China y de la metalurgia en Canadá.

La Administración de Donald Trump y su política proteccionista han debilitado la robustez de las exportaciones chinas, entre las que se encuentran muchos productos TIC, lo que explica la calificación de "riesgo elevado", afirma el organismo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.