La CE revisa una décima a la baja previsión de crecimiento de Italia en 2016

La Comisión Europea (CE) revisó hoy a la baja en una décima la previsión del crecimiento del PIB de Italia en 2016 y 2017, al cifrarlo en un 1,4 % y un 1,3 % respectivamente, en sus previsiones macroeconómicas de invierno.

La previsión de la CE apunta que, tras un crecimiento moderado en 2015 (del 0,8 % del PIB), la economía italiana tomará impulso en los dos próximos años gracias al fortalecimiento de la demanda interna, aunque seguirá por debajo de la media de crecimiento de la zona del euro, que es del 1,7 % en 2016.

La caída de los precios del petróleo y la política fiscal expansiva del Ejecutivo presidido por Matteo Renzi contribuirán a la mejora de la demanda doméstica y mitigarán el descenso de las exportaciones, según explicó la Comisión.

Además, estimó que pese al crecimiento económico, el déficit de Italia se reducirá solo marginalmente, hasta el 2,5 % del PIB en 2016, una cifra dos décimas más alta que la anterior predicción, que situaba el déficit italiano en el 2,3 % del PIB en el año vigente.

Esta revisión es el resultado del impacto de los presupuestos del país en 2016, en los que se incluía una partida adicional de 3.200 millones de euros en seguridad y cultura que elevó el objetivo de déficit al 2,4 % respecto al 2,2 % estipulado anteriormente por el Gobierno italiano, según explicó la CE.

La CE considera que, si continúan las políticas del Gobierno de Renzi, el déficit de Italia caerá hasta el 1,5 % del PIB en 2017, una décima menos que la estipulada en la previsión otoñal para ese año (1,6 %), una mejora sin embargo calificada de "marginal" por el Ejecutivo.

Italia no tiene problemas a la hora de cumplir el déficit y mantenerlo por debajo del 3 % del PIB, pero tiene una importante deuda con la que incumple el tope del 60 % del PIB fijado por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

La Comisión estima una mejora ligera de cuatro décimas para 2016 al situar la deuda en el 132,4 % del PIB -en 2015 alcanzó el 132,8 %-.

El Ejecutivo comunitario pronosticó una disminución de la deuda de Italia -la segunda mayor de la UE tras Grecia- más ostensible en 2017, cuando bajará hasta el 130,6 % del PIB.

Por otra parte, la CE mejoró las perspectivas de paro en Italia para 2016, al situar la tasa de desempleo en el 11,4 % en 2016 y en el 11,3 % en 2017, mientras que en la previsión anterior la estimó en el 11,8 % para este año y en el 11,6 % para 2017.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.