La Agencia Tributaria catalana gestionará multas pendientes del Ayuntamiento

La Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) y el Instituto Municipal de Hacienda (IMH) de Barcelona han reforzado su colaboración en materia tributaria, tanto en lo que respecta a la recaudación ejecutiva como a la lucha contra el fraude fiscal y la mejora del servicio a los contribuyentes.

El director de la ATC, Eduard Vilà, y la gerente del IMH, Teresa Ribas, han firmado hoy dos convenios para hacer efectiva esta mayor cooperación.

El acuerdo en materia de recaudación ejecutiva prevé que el IMH pueda delegar a la ATC la gestión de las deudas fuera de la ciudad de Barcelona por sanciones de multas de tráfico o por infracciones de las ordenanzas municipales, por ejemplo, que ciudadanos y empresas tengan pendientes con el ayuntamiento barcelonés.

La ATC, que de esta manera amplía el alcance de su gestión recaudatoria, trabajará de forma coordinada con el IMH.

Así, por ejemplo, este organismo municipal se encargará de iniciar las actuaciones de embargo del patrimonio del deudor, de resolver las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento del pago y realizará la investigación de los bienes susceptibles de ser embargados, aún si están situados fuera de Barcelona.

Cuando lo considere conveniente, el IMH podrá encargar a la ATC el proceso de embargo de bienes y derechos de los deudores del Ayuntamiento fuera de la ciudad de Barcelona.

La ATC y el consistorio han renovado hoy un segundo convenio para intensificar su colaboración en materia de intercambio de información tributaria y prestación de servicios, en el marco de la red Tributos de Cataluña.

El objetivo es, por un lado, reforzar los trabajos de prevención y detección del fraude fiscal, así como los incumplimientos tributarios y la morosidad fiscal, y por otro mejorar la calidad del servicio de proximidad que se ofrece a los ciudadanos a través de la ventanilla única tributaria.

En este sentido, el convenio facilita la comunicación mutua de información tributaria y amplía el alcanza del suministro de información que periódicamente se intercambiarán las dos administraciones.

Entre esta información se incluye, por ejemplo, la correspondiente a los cambios de titularidad en relación al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.