La agencia Fitch sube la calificación crediticia de Canarias

La agencia financiera Fitch ha elevado la calificación crediticia de Canarias desde BBB- a BBB y con perspectiva estable, debido al buen comportamiento económico y a que considera eficaz la gestión de las finanzas públicas de la Comunidad Autónoma, ha informado la Consejería de Hacienda regional en un comunicado.

La BBB equivale a la calificación otorgada a un emisor de calidad media, capaz de hacer frente a sus obligaciones, y la perspectiva estable apunta a que la agencia no contempla modificar la nota en los próximos meses.

"Son ya dos agencias de calificación, Standard & Poor's la semana pasada y Fitch hoy, quienes han elevado el rating de Canarias por la eficiente gestión presupuestaria y financiera de las cuentas públicas de la Comunidad Autónoma, con crecimientos superiores a la media del Estado y siendo, además, la autonomía menos endeudada de España", ha indicado la consejera de Hacienda, Rosa Dávila.

Según Fitch, el saldo presupuestario de Canarias mejoró durante el periodo 2012-2016 por los mayores ingresos fiscales.

"El buen comportamiento económico en 2016, con un crecimiento del PIB nominal del 4,2%, permitió que el saldo presupuestario de la región continuara la tendencia positiva iniciada a partir de 2012, incluyendo un crecimiento del 20,5% en los ingresos no financieros durante todo el periodo 2012-2016", asegura la agencia.

Por ello, las islas registraron un resultado de explotación del 5,8% en 2016, frente al 1,9% de 2015, por encima de las expectativas de la agencia.

Este resultado, a juicio de Fitch, se vio impulsado por más recaudación de impuestos recaudados por cuenta propia y por mayores transferencias del sistema de financiación autonómica, ya que la región recibió fondos adicionales para cubrir los gastos generales debido a las mayores entregas a cuenta del sistema de financiación autonómico de 2016 y a la liquidación de los recursos del sistema de 2014.

La agencia destaca en su informe que la Comunidad Autónoma ha cumplido con los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera desde que entró en vigor la Ley de Estabilidad Presupuestaria en 2012.

La región registró un déficit fiscal global del 0,33% en 2016, el más bajo entre las regiones españolas, y está en vías de alcanzar el objetivo de 0,6 % en 2017.

Fitch espera que los ingresos no financieros continúen creciendo en 2017, impulsados por el crecimiento económico y por la participación adicional en fondos de transferencias corrientes del sistema de financiación autonómico, de modo que los ingresos de dicho sistema se incrementen en 403 millones este ejercicio, equivalentes a aproximadamente 6,7% de los ingresos no financieros de 2016.

La agencia considera que el Gobierno regional ha demostrado tener la capacidad de controlar los gastos corrientes de forma proporcional a la recaudación de ingresos, evitando las desviaciones presupuestarias y pagando sus obligaciones comerciales a tiempo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.