Just Eat apuesta por el crecimiento orgánico para ganar peso en España

La multinacional británica de reparto de comida a domicilio Just Eat apuesta por crecer en el mercado español pero prefiere hacerlo de forma orgánica y no mediante operaciones corporativas, una opción a la que recurrió con la compra, a principios de año, de la Nevera Roja.

En una entrevista con EFE, su jefe de Operaciones Internacionales, Adrian Blair, ha admitido que Just Eat aún no es rentable en España, pero se ha mostrado convencido de que lo será porque la empresa está decidida a crecer en el mercado español.

Just Eat facturó 320,4 millones de euros en el ejercicio 2015, según los últimos datos facilitados.

"Somos el número uno en todos los mercados en los que operamos y aún hay oportunidad de seguir creciendo", ha recalcado Blair

El jefe de Operaciones Internacionales no duda de que Just Eat crecerá de manera orgánica en España, ya que la empresa está segura de que aumentará el número de restaurantes adheridos.

"Muchos restaurantes querrán estar con nosotros, les ayudamos a crecer en facturación", ha afirmado.

Sobre la compra de la Nevera Roja, Blair ha señalado que no hay ninguna intención de hacer otro movimiento empresarial de este tipo en España.

En cuanto al desempeño de la compañía a nivel internacional, Blair ha explicado que donde mejor trabaja Just Eat es en Reino Unido.

No obstante, ha precisado que hay varios mercados que le están "comiendo terreno" porque están "creciendo muy rápido".

Preguntado por el posible impacto del "brexit", bromea diciendo que a su compañía no le afectará porque "no reparte comida entre países".

Más en serio, Blair admite que una eventual salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) afectará a la empresa, pero de una manera "muy marginal".

Cuando se le pregunta por la manida 'transformación digital', el jefe de Operaciones Internacionales explica que Just Eat siempre se ha movido en el entorno digital, ya que nació en internet.

"La transformación digital juega a nuestro favor. Es vital para nosotros e invertimos mucho en ello", afirma.

Como ejemplo destaca uno de los últimos proyectos de la multinacional, un dron que reparte comida a domicilio.

En cuanto a la marca de Just Eat, el típico color rojo cambiará, y no solo en España.

La imagen, que ya se puede ver en sus nuevas oficinas de Madrid, es mucho más colorida: de hecho tiene todos, o casi todos, los colores del arcoíris.

Este movimiento de 'rebranding' se producirá a principios de año.

Según Blair, con esta nueva imagen la marca queda mejor representada. El nuevo logotipo ya funciona en Reino Unido y se exportará al resto de países en 2017.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.