Junta de Sniace debatirá una 'contrasplit' de una acción nueva por 10 viejas

El consejo de administración de Sniace ha convocado Junta de Accionistas para el próximo 26 de junio con el objeto, entre otros acuerdos, de aprobar una agrupación de acciones o 'contrasplit' con previa reducción de capital social para que el número de acciones resultante sea divisible entre diez.

En una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía explica que el 'contrasplit' se realizará con una reducción de capital previa en un importe de 0,10 euros mediante la amortización de una acción que la compañía ostentará en autocartera.

Con ello se procederá a la agrupación de la totalidad de las acciones que estén en circulación en la fecha de celebración de la Junta para su canje por títulos nuevas a emitir, en una proporción de una acción nueva por diez acciones preexistentes.

La Junta servirá también para la reelección como presidente del Consejo por un mandato de cuatro de Blas Mezquita Sáez, con la categoría de consejero ejecutivo, además para nombrar a Gema Díaz Real e Ignacio Bayón Marine como consejeros independientes, y a Miguel Gómez de Liaño Botella como consejero externo.

La reunión de los accionistas servirá además para aprobar las cuentas anuales de la compañía correspondientes a 2016.

La Junta General Ordinaria de Accionistas se celebrará el 26 de junio en el hotel de la calle Goya, en Madrid, a las 12.30 horas en primera convocatoria y para el caso de no alcanzarse el quórum de asistencia necesario, el día siguiente, en segunda convocatoria, en el mismo lugar y hora.

Por otra parte, la compañía ha comunicado también hoy a la CNMV que el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid ha trasladado al Ministerio Fiscal el informe sobre la calificación del concurso de Sniace, en el que la administración concursal propone que se declare como fortuito aquel proceso

El informe ha sido emitido como consecuencia del concurso voluntario instado por Sniace, Celltech y Viscocel en 2013 ante la crisis industrial que vivió la compañía, informe en el cual se destaca que no se ha podido apreciar la concurrencia de dolo o culpa de los responsables de la compañía en el proceso.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.