Japón destinará el 23% de su presupuesto de 2020 para pagar su deuda

shinzo-abe--644x362

El Gobierno de Japón anunció este viernes el borrador de presupuesto para el año fiscal de 2020, que implica un aumento del 1,2 % en los gastos respecto a 2019 y prevé destinar casi el 23 % de los ingresos para cubrir el servicio de la deuda pública.

Para el año fiscal que comenzará en abril próximo, el gabinete de Shinzo Abe llevará al Parlamento nipón un borrador de presupuesto por valor de 102,66 billones de yenes (844.837 millones de euros / 939.211 millones de dólares).

Esa cifra, incluida en el borrador difundido hoy al final de la reunión del Gobierno, representa un 1,2 % de aumento anual en los gastos previstos para el ejercicio de 2020 respecto al de 2019, que se cerrará en marzo próximo.

En su rueda de prensa diaria, el ministro portavoz del Gabinete, Yoshihide Suga, justificó el aumento por el crecimiento en los gastos de seguridad social y las políticas de estímulo para impulsar la economía.

"Sin crecimiento económico no se podrán sanear las cuentas", agregó el alto funcionario.

De la cantidad prevista en el borrador del presupuesto, el 77,3 % se destinará a cubrir los gastos de la administración y el 22,7 % al servicio de deuda pública de Japón, la tercera economía mundial, después de Estados Unidos y China.

Al cierre de 2018, la deuda pública de Japón equivalía al 201 % del producto interno bruto nominal (PIB), el mayor porcentaje entre los países desarrollados.

El borrador del presupuesto prevé que en el año fiscal de 2020 Japón emitirá nuevos bonos adicionales de deuda pública por valor de 32,56 billones de yenes (268.746 millones de euros / 298.773 millones de dólares), un 0,32 % menos que la cifra planeada para el actual año fiscal.

Este dato, facilitado por el Ministerio de Finanzas, implica la décima reducción anual consecutiva en la emisión de nuevos bonos adicionales de deuda pública.

Pero si se incluye la refinanciación de los actuales instrumentos financieros la suma se eleva a 153,46 billones de yenes (1,26 billones de euros / 1,40 billones de dólares), lo que representa el primer incremento anual en seis años.

La tercera parte del presupuesto de 2020 será destinada a cubrir los costos de la seguridad social, que se vienen incrementando en Japón a causa del progresivo envejecimiento de la población y la disminución de la tasa de natalidad, uno de los principales desafíos tiene que el Gobierno de Shinzo Abe.

El borrador prevé también un incremento anual del 1,1 % en los gastos de defensa, hasta 5,31 billones de yenes (43.681 millones de euros / 48.564 millones de dólares), el séptimo récord consecutivo de aumento en el presupuesto.

Como parte de las medidas para estimar la economía, el Gobierno de Abe ha propuesto destinar a obras de infraestructuras un total de 6,86 billones de yenes (56.448 millones de euros / 62.744 millones de dólares).

El pasado 5 de diciembre el Gobierno japonés aprobó un programa de tres años por valor de 26 billones de yenes (213.960 millones de euros / 238.900 millones de dólares) para estimular el crecimiento de su economía y mejorar infraestructuras ante desastres naturales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.