Infraestructuras marroquíes, gran potencial para inversores españoles

El sector de infraestructuras en Marruecos, junto a las energías renovables, tienen gran potencial para atraer inversiones de empresas españolas, según se puso de manifiesto hoy en el foro económico hispano-marroquí celebrado en Rabat.

Más de una veintena de empresas españolas de referencias internacionales que operan en distintos ámbitos (como Gamesa, OHL, Acciona, Sener, entre otros) se reúnen a partir de hoy con empresas marroquíes para explorar más posibilidades de colaboración.

El director general del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), Isaac Martin, subrayó que el hecho de cooperar en proyectos de infraestructuras permitirá a ambos países "compromisos y una disposición a trabajar juntos proyectos de largo alcance".

"El ámbito de infraestructuras, transporte, medioambiente y energía (...) pueden verse favorecidas por el respaldo público en ambos países y la movilización de fondos multilaterales de organismos que operan en Marruecos" apuntó Martin.

El director de ICEX añadió que este partenariado hispano-marroquí podrá ser propiciado favorecido por la colaboración en terceros mercados, en la medida en que Marruecos constituya para España una plataforma de acceso a África del sur, y España ofrecerá a Marruecos un acceso reforzado a la Unión Europea y América Latina.

La directora de Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (ONHYM), Amina Benjadra, insistió en la importancia del sector de energías en Marruecos como "portador de oportunidades para el sector español".

Benjadra subrayó que Marruecos y España pueden contribuir a "mejorar" la dinámica de crecimiento y desarrollo en el entorno euro-mediterráneo.

Las empresas españolas ya están presentes en los principales proyectos de energías renovables del país magrebí, como Acciona, Sener y TSK, que contribuyen en el proyecto de la planta termosolar más grande en el mundo de Uarzazate, junto a Abengoa en la central solar de Ain Bni Mathar y Gamesa que participa en la central eólica de Tánger.

La inversión española se extiende al sector de industria automovilística con la presencia de Bamesa, que abrió una planta de tratamiento y preparación de chapas de acero en Tánger y es uno de los principales suministradores de la planta Renault de la región, o el grupo Assignia, que obtuvo dos contratos para construir dos tramos del futuro tren de alta velocidad entre Tánger y Kenitra.

Al menos 1.000 empresas españolas operan en Marruecos, que constituye el cuarto destino para las empresas exportadoras españolas después de EEUU, Francia y Portugal.

España es el primer cliente y proveedor de Marruecos, y exporta un tercio de todas las compras exteriores del país magrebí, y además es el destino de más del 40 % de todas las ventas de Marruecos, un país que tuvo en los últimos quince años un crecimiento de entre el 4 y el 5 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.