Gobierno ya contemplaba en el programa de estabilidad cambios en Sociedades

El Gobierno en funciones ya contemplaba en el programa de estabilidad remitido a Bruselas el pasado 29 de abril "cambios normativos" en el Impuesto de Sociedades para elevar la recaudación de este impuesto, tal y como ha propuesto ahora España con el fin de ingresar 6.000 millones de euros adicionales.

"Si se observase una pérdida de recaudación superior a la estimada en este Programa de Estabilidad como consecuencia del fin de la vigencia en 2016 de determinadas medidas temporales en el Impuesto sobre Sociedades adoptadas en el pasado, se podrían tomar medidas para limitar su impacto en 2016", asegura el programa.

En concreto, la elevación del tipo mínimo del pago a cuenta del Impuesto de Sociedades fue incluida por el Gobierno en el decreto ley de julio de 2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y ha estado vigente hasta 2016 para grandes empresas con un facturación superior a 6 millones.

Según los últimos datos de ejecución presupuestaria del Ministerio de Hacienda, por efecto del fin de esta medida, hasta mayo la recaudación de Sociedades había disminuido un 48,7 % interanual, hasta 4.652 millones.

"Al tener la reforma del pago fraccionado un efecto puramente financiero, que se reparte entre los pagos en 2016 y la liquidación del impuesto en julio de 2017, el nuevo Gobierno podría activar cambios normativos que, sin incrementar la fiscalidad de las personas jurídicas, garantizasen un impacto limitado en la recaudación de este impuesto", afirma el programa de estabilidad.

Fuentes gubernamentales insisten en que la medida no supone una subida de impuestos, sino un adelanto de la recaudación que se podrían obtener el año siguiente en concepto del Impuesto de Sociedades de las grandes empresas.

Se trata de "ganar un año" mientras la economía se va recuperando y garantizar unos ingresos que en todo caso esas grandes empresas no tendrán que abonar en el siguiente ejercicio.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.