Gobierno aconseja a empresas calcular riesgos y costes de brexit desordenado

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Margarida Méndez, ha advertido del impacto de un brexit desordenado para las empresas, a las que ha aconsejado que calculen bien su exposición al riesgo en el mercado británico, cuántos clientes y proveedores tienen, cuál es la mejor coordinación logística y transporte, para conocer al detalle los costes y adoptar las mejores estrategias.

La secretaria de Estado de Comercio, junto con la consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha participado en Toledo en la jornada 'El nuevo orden económico global y su impacto en la empresa de Castilla-La Mancha. Más allá del brexit', que ha organizado la Asociación para el Progreso de la Dirección.

En declaraciones a los periodistas, Méndez ha explicado que si la salida del Reino Unido de la Unión Europea es ordenada no hay nada que las empresas tengan que hacer a corto plazo porque habría una prórroga para seguir actuando con las normas conocidas, pero si hay una salida sin acuerdo, hay que estar preparados ya porque "ya estamos en la cuenta atrás".

El impacto en aranceles solo afectará a algunas partidas porque el Reino Unido tendrá que dar a España el mejor trato que dé a cualquier otro socio con el que no tenga un acuerdo comercial y eso supone manejarse dentro de las normas de la Organización Mundial del Comercio, lo que significa que para algunas partidas sí habrá aranceles.

No obstante, la secretaria de Estado ha añadido que le preocupan mucho más las barreras no arancelarias, que son menos transparentes y más difíciles de cuantificar, y "tienen que ver con retrasos, inspecciones y controles en fronteras, costes en términos de tiempo y también económicos".

Todo eso, ha indicado, requiere una preparación: "que las empresas calculen cuál es su exposición al riesgo en el mercado británico, cuántos clientes y proveedores tienen, cuál es la mejor coordinación logística, el mejor transporte porque en el terrestre habrá probablemente más retrasos. Tener en cuenta todo esto para saber cuáles son los costes y las mejores estrategias, porque a veces se requerirá también algún tipo de cláusula de flexibilización en los contratos".

En todo esto, ha añadido, está trabajando la Administración, que dispone de instrumentos como el cheque brexit para ayudar a las empresas, especialmente a las pymes que son las que tienen exposición al riesgo.

Ha advertido de que hay que tener en cuenta que el Reino Unido es el quinto principal destino de las exportaciones de Castilla-La Mancha, con lo cual hay muchas empresas afectadas, y el sector agropecuario es especialmente importante.

Pese a todo, la secretaria de Estado de Comercio ha señalado que, aunque un brexit desordenado cambiará la forma en la que se hacen los negocios con el Reino Unido, no por ello va a dejar de ser un socio esencial, pues es el tercer mercado de exportación de España, el segundo principal inversor y el primer mercado emisor de turistas.

"Para nosotros es un socio de primer orden y va a seguir siendo un socio fiable, pero las reglas van a cambiar mucho", ha asegurado Méndez, quien ha abogado por "manejar las amenazas y transformar los retos en ventajas y oportunidades, llegando mejor preparados que los demás".

Por su parte, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha manifestado que, pese a que las exportaciones españolas al Reino Unido se resintieron el año pasado en un 5,5 %, las de Castilla-La Mancha siguieron creciendo, y lo hicieron en un 11,3 % desde que se acordó el brexit.

El Reino Unido es el quinto mercado de las empresas de Castilla-La Mancha y representa el 4 % del total de las exportaciones de empresas de la región, además, la mayor partida exportadora que es el vino ha crecido un 42 % desde el brexit, ha comentado Franco, quien ha añadido que está previsto el segundo encuentro de captación de inversiones en Reino Unido para el 24 de abril, tras el celebrado en noviembre.

Respecto al la situación económica mundial, la secretaria de Estado ha manifestado su preocupación por una cierta desaceleración a nivel internacional y ha recordado que el FMI, en sus últimas recomendaciones, decía que las tensiones comerciales eran el principal factor que estaba detrayendo crecimiento a todos los países y la primera receta de política económica tenía que ser rebajar esta tensión comercial.

También le preocupa, ha continuado, la relación con Estados Unidos y con China, así como la desaceleración en países emergentes que afecta principalmente a China y que a España le afecta directamente como mercado de exportación aunque no fundamental.

Además, Alemania también se está desacelerando y este país es para España el principal socio comercial, ha avisado Méndez.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.