Generalitat crea mesa seguimiento con registradores para preparar transición

La Generalitat y el cuerpo de registradores de Cataluña han pactado crear una "mesa de seguimiento" con el fin de que el proceso de transición hasta que el Govern asuma las funciones que ahora hacen las 55 oficinas liquidadoras de los registradores sea "lo más fácil posible" y genere "los menores perjuicios para ambas partes".

En declaraciones a Efe, el decano de los Registradores de la Propiedad de Cataluña, Luis Suárez, que hoy se ha reunido con el secretario de Hacienda del Govern, Lluís Salvadó, ha explicado que el encuentro de esta tarde ha servido para pactar este canal de diálogo.

Fuentes de la Generalitat, por su parte, han asegurado que el encuentro de hoy ha sido cordial y han recordado que este proyecto de asumir las funciones que ahora prestan los registradores está a expensas de la aprobación de los presupuestos de 2017.

Durante el encuentro, Salvadó no ha revelado cuándo denunciará la Generalitat el convenio en vigor por el cual este colectivo ayuda a la Generalitat a liquidar los impuestos de Sucesiones y Donaciones y el de Transmisiones Patrimoniales.

Dicho convenio vence el 30 de octubre de 2017, y la denuncia se debe formalizar "con un preaviso de nueve meses", por lo que la Generalitat tiene hasta finales de enero para dar ese paso.

El Govern argumenta que paga unos 25 millones de euros a los registradores por un servicio que puede asumir perfectamente, y por eso ya ha dejado claro en varias ocasiones que quiere denunciar este convenio, más aún cuando está potenciando la Agencia Tributaria de Cataluña para convertirla en una verdadera Hacienda propia.

En cambio, los registradores alertan de que la Generalitat no tiene medios suficientes para asumir esa tarea, y que puede perder un mínimo de 100 millones y un máximo de 400 en materia de recaudación si se prescinde de su ayuda.

Un informe elaborado por este colectivo de funcionarios del Estado sostiene que "el coste real de la denuncia del convenio podría llegar a generar un impacto negativo en el presupuesto de la Generalitat de casi 100 millones de euros cada año".

Los otros 300 millones de euros provienen de la diferencia de "rendimiento" entre las oficinas gestoras de la Agencia Tributaria de Cataluña respecto a las oficinas liquidadoras de los registradores, si bien este informe no ha sido objeto de debate en la reunión de hoy.

A pesar de los registradores defienden mantener e incluso ampliar la colaboración con la Generalitat, el gobierno catalán no está dispuesto a ello.

Suárez ha explicado a Efe que el encuentro de hoy ha servido para pactar la creación de esa mesa de seguimiento en la que se buscará "limar aspectos técnicos" o bien de "personal" antes de que la Generalitat dé el paso de denunciar el convenio.

Suárez ha avisado de que "las dificultades de este proceso son muchas, pero la voluntad de colaborar está por las dos partes".

Y es que la Generalitat quiere integrar a las 277 personas contratadas por los registradores para liquidar impuestos propios del Govern como el de Transmisiones Patrimoniales o el de Sucesiones y Donaciones.

Como ejemplo de las dificultades que entraña el traspaso de este personal, Suárez recuerda que puede que haya registradores que no quieran desprenderse de estos empleados o bien que haya empleados que trabajan en una oficina liquidadora a los que no interese trabajar en otra ciudad o con otras condiciones laborales.

En este sentido, los registradores disponen de 55 oficinas liquidadoras repartidas por toda Cataluña, mientras que la Generalitat ha previsto aumentar de 4 a 19 las sedes de la ATC, lo que provocará un "repliegue" de presencia en Cataluña, alerta este colectivo.

Suárez ha añadido que en esa mesa de seguimiento habrá dos representantes por cada parte, y la próxima reunión está prevista para finales de este mes o principios de noviembre.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.