GAM prevé duplicar su volumen de negocio en tres años y crecer un 10% en 2018

La empresa General de Alquiler de Maquinaria (GAM) tiene previsto duplicar su volumen de negocio en los tres próximos años debido a la "senda de crecimiento" que atraviesa desde 2015, con un incremento previsto en sus ingresos globales del 10 % al término de este ejercicio.

Según ha explicado en una entrevista con Efe el presidente de GAM, Pedro Luis Fernández, la compañía espera crecer "como una empresa totalmente nueva", tras haber pasado del alquiler de maquinaria a la prestación de servicios globales, actividad que -ha destacado- está experimentando un incremento del 40 % interanual.

La empresa publica esta semana sus resultados semestrales, de los que el empresario asturiano ha adelantado cifras que "afianzan un crecimiento sostenido en el tiempo" y "mucho más predecible" que los números presentados antes de la crisis.

En el primer trimestre de 2018, GAM presentó un incremento del 6 % en sus ingresos globales, hasta los 28 millones de euros, al tiempo que mantuvo su deuda en el entorno de los 110 millones de euros.

Por otro lado, la compañía redujo sus números rojos en un 37 %, hasta los 1,8 millones de euros negativos.

La empresa asturiana llegó a tener un volumen de negocio de 185,5 millones de euros trimestrales antes de la crisis.

"Nosotros nacimos como una compañía de alquiler de maquinaria prácticamente pura, sostenidos por un vector de crecimiento tremendo que era la construcción, que representaba el 18 % del PIB en España", ha recordado Fernández.

"Hoy somos -ha proseguido- una empresa totalmente diferente, enfocada a servicios integrales, con contratos mucho más a largo plazo, mucho más predecibles y con un 'core' que es la maquinaria".

Fernández ha resaltado que la compañía ha ido añadiendo además servicios "mucho más complejos" gracias al apoyo de las nuevas tecnologías y la digitalización, que ha abierto las puertas a la "reducción constante de los márgenes y al aumento de ingresos".

"Queremos seguir creciendo y lo queremos hacer de una forma más sostenida en el tiempo, a largo plazo, mejorando márgenes y aumentando poco a poco los ingresos", al tiempo que se controla la deuda, ha añadido.

A este respecto, el fundador de GAM ha señalado que la compañía quiere entrar en una etapa "mucho menos bancarizada" en la que "la deuda bancaria sea una alternativa más y no la única alternativa", por lo que ha apostado por diversificar los canales de acceso a recursos financieros.

Respecto a su capitalización bursátil y la cotización a la baja de las acciones años después de haber alcanzado su máximo de 25 euros en 2007, Fernández ha descartado prescindir de esta vía y ha apostado por "seguir trabajando" para mejorar su valor "sin que la curva de crecimiento sea vertical, para que la curva de bajada tampoco lo sea".

"La Bolsa aporta credibilidad absoluta, una muy alta vigilancia por parte de los reguladores y también flexibilidad a la hora de captar recursos, emitir deuda o ampliar capital, y a la vez es una vía de liquidez para tus socios", ha subrayado, por lo que "la potestad en esta compañía no la tienen sus directivos, sino los propietarios, que son los accionistas", ha concluido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.