Funcas apunta a un crecimiento de CyL del 1,8% en 2017, el más bajo de España

La Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) prevé que el crecimiento económico de Castilla y León durante el año próximo será del 1,8 por ciento, el más bajo de España, y apunta a un tasa de paro en la comunidad del 15,5 por ciento.

Según las previsiones de Funcas, la economía regional perderá impulso en 2016, al crecer un 2,5 por ciento frente al 2,9 por ciento de 2015.

Todos los sectores se ralentizarán, especialmente la construcción mientras que el industrial será el de mayor crecimiento.

En 2017 el crecimiento será del 1,8%, el más bajo de España, advierte Funcas, que, pese a este menor dinamismo, indica que el PIB per cápita crecerá en ambos años -en 2016 y 2017- por encima de la media debido a la fuerte caída demográfica.

No en vano, indica Funcas, Castilla y León es la región que sufrirá un mayor descenso de la población en 2016-2017.

La tasa de paro será del 16,6% y el 15,5%, respectivamente.

Funcas alerta de una desaceleración del crecimiento económico de las comunidades autónomas en 2017, cuyo Producto Interior Bruto se incrementará en un 2,3 por ciento frente al 3,1 % previsto en 2016, pero continuarán las profundas desigualdades regionales.

El director general de la fundación, Carlos Ocaña, ha presentado hoy en Zaragoza, junto al director de Coyuntura y Estadística de la entidad, Raymond Torres, el informe "Previsiones económicas para las comunidades autónomas 2016-2017", un periodo en el que continuará el crecimiento económico que comenzó en 2014, pero de forma desigual y con una desaceleración en 2017 que ya se está notando en algunos indicadores de demanda, producción y empleo.

Todas las comunidades han participado en este crecimiento, pero siete de ellas (Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Valencia, Galicia, Madrid y País Vasco) crecerán en 2016 por encima de la media prevista del 3,1 %, seguidas de comunidades como Aragón o Navarra.

Las comunidades que más crecen, ha puntualizado Ocaña, son aquellas que tienen un sector turístico más desarrollado o una mayor diversificación de la estructura productiva, entre ellas las del arco mediterráneo y las del eje del Ebro.

Las autonomías menos dinámicas serán Asturias, Cantabria, Castilla y León y Extremadura, regiones que son relativamente rurales o que tienen un tejido empresarial especialmente castigado por la crisis, por lo que no consiguen aprovechar el auge exportador.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.