El regulador británico impone restricciones al crédito personal de alto coste

La Autoridad británica de Conducta Financiera (FCA, en inglés) anunció hoy medidas restrictivas para el sector de los créditos personales de alto coste, con el fin de proteger a los ciudadanos en situación vulnerable que acaban acumulando excesiva deuda.

La FCA pedirá a los bancos, por ejemplo, que hagan más transparentes las penalizaciones sobre los descubiertos en las cuentas bancarias, y que faciliten a los usuarios la gestión de sus finanzas con más consejos y alertas.

Además, se introducirán límites para las actividades de alquiler de productos con derecho a compra, como muebles o electrodomésticos, en las que el consumidor puede acabar pagando más que por un objeto nuevo.

Asimismo, el regulador limitará la oferta de crédito a domicilio y revisará las condiciones de las tarjetas que ofrecen algunas tiendas, al tiempo que quiere restringir la actividad de los prestamistas de efectivo con alto interés.

El director de la FCA, Andrew Bailey, recordó que "el crédito de alto coste es utilizado por más de tres millones de consumidores en el Reino Unido, entre ellos algunas de las personas más vulnerables de la sociedad".

"Nuestras propuestas beneficiarán a los ciudadanos que caen en descubiertos bancarios y a los usuarios de crédito de alto coste, con un reequilibrio en su favor", afirmó.

El regulador financiero calcula que los bancos británicos ingresaron unos 2.300 millones de libras (2.600 millones de euros) en 2016 por recargos sobre descubiertos, y señaló que esta parte del negocio "necesita una reforma fundamental".

La elevada deuda del consumidor es un problema en el Reino Unido, donde en el último año se han incrementado en un 40 % las quejas al defensor del pueblo financiero sobre el alto coste y las opacas condiciones de algunos préstamos y créditos personales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.