El nuevo proyecto de PGEx incluiría un aumento de al menos 80 millones

El segundo proyecto de presupuestos regionales para 2016 incluiría un incremento de al menos 80 millones de euros en ingresos respecto al anterior, tumbado por la oposición, 12 de los cuales saldrían de una reforma tributaria que, según la Junta, no conllevaría un aumento de la presión fiscal.

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, ha comparecido esta tarde para valorar la quinta ronda de encuentros mantenida hoy con representantes de los grupos parlamentarios a fin de alcanzar un acuerdo respecto a las cuentas regionales del presente año.

El resto de partidas hasta alcanzar esos 80 millones de euros procederían de la deuda histórica -de la que ya se incluían otros 40 en el anterior proyecto- y del anticipo de 30 millones de euros del programa operativo de fondos europeos perteneciente a los próximos años.

Pilar Blanco-Morales ha aclarado que la reforma tributaria, que debería ir acompañada de un plan de lucha contra el fraude fiscal, entre otras medidas, incluiría la supresión de privilegios fiscales, exenciones y bonificaciones "inequitativas" y se destinaría íntegramente a gasto social.

"Esta revisión del sistema tributario no es una reforma en profundidad", según ha precisado la consejera, que ha insistido en que se trata de introducir cambios en el sistema impositivo que incluyen progresividad, no aumentan la presión fiscal y mejoran los rendimientos fiscales tanto en cedidos como propios.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.