El ICEX dice que se debe a las empresas y seguirá trabajando "con normalidad"

El consejero delegado del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), Francisco Javier Garzón, ha transmitido hoy tranquilidad tras el cambio de Gobierno, porque el organismo "se debe a las empresas" y seguirá trabajando "con normalidad".

"Esa es nuestra línea de trabajo", ha subrayado Garzón, quien ha rehusado hacer valoraciones políticas o pronunciarse sobre si será relevado del cargo.

Garzón ha hecho estas declaraciones en Zaragoza antes de la apertura de la jornada "La internacionalización, motor de crecimiento económico", acompañado por el presidente de la Cámara de Comercio, Manuel Teruel, quien ha destacado que aún no se conocen las líneas económicas del nuevo Ejecutivo para poder opinar y que hoy todas las instituciones relacionadas con la internacionalización asisten a esta sesión, "dando la mayor continuidad".

El consejero delegado del ICEX ha valorado precisamente las cifras récord en las exportaciones, con una buena evolución en el primer trimestre aunque ligeramente inferior a los anteriores, de forma que sigue contribuyendo al crecimiento de la economía española junto con la demanda interna.

Así, ha destacado el comportamiento "inmaculado" de las empresas, que han dado un salto de competitividad en los últimos años y que, a su juicio, no deben tener "miedo" a las políticas proteccionistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Los fundamentos son buenos y el contexto que tenemos de partida es muy sano", si bien ha matizado que si se producen modificaciones de las reglas del juego se tendrán que analizar y el ICEX y el resto de agentes de apoyo al sector exterior estarán ahí para afrontarlo "de la mejor manera".

A su juicio, el "brexit", que tendrá efectos en sectores puntuales, será "una oportunidad" también en el ámbito de las inversiones, ya que las previstas en el Reino Unido pueden plantearse en España ante su salida de la UE.

"Ante toda circunstancia, nosotros lo que tenemos que hacer es analizarla con tranquilidad, ver cuál es el nuevo escenario y en función de eso, trabajar", ha señalado Garzón, quien ha comentado que la ayuda del ICEX también pasa por divulgar la mentalidad de que "el mercado es el mundo".

La empresa exportadora española es en términos generales de tamaño reducido, con cada vez mayor conciencia de que la internacionalización es un elemento de competitividad y que sigue buscando apoyo y asesoramiento para seguir creciendo, ha explicado Garzón, y el principal mercado sigue siendo la Unión Europa y se trabaja en la diversificación, buscando mercados y sectores prioritarios.

Además, el ICEX desarrolla dos líneas de trabajo como vectores de competitividad: la transformación digital y la incorporación de elementos de sostenibilidad, en relación con la economía verde o las ciudades inteligentes.

"Todos estos elementos cada día son más demandados por parte de los consumidores, y esta es la línea que creo que debemos ir introduciendo poco a poco en las empresas como un elemento de competitividad" en el proceso de internacionalización, ha explicado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.