El Gobierno de Portugal reivindica su "histórico" déficit en el año electoral

El Gobierno de Portugal, liderado por el socialista António Costa, sacó hoy pecho del 0,5 % de déficit registrado en 2018, un dato que se conoce a apenas siete meses de las elecciones legislativas y que hace historia al ser el más bajo obtenido desde la llegada de la democracia al país.

Las principales valoraciones han corrido a cargo del ministro de Finanzas, Mário Centeno, que acostumbra a comparecer cada año para comentar los datos macroeconómicos y que hoy ha sido más extenso de lo habitual en sus comentarios, en los que ha incidido en el carácter "histórico" del 0,5 % de 2018.

"Portugal tiene por primera vez desde la llegada de la democracia las cuentas equilibradas", ha subrayado el ministro, que ha dedicado alrededor de media hora a destacar algunos aspectos de la gestión económica del país desde 2015, cuando llegó al poder Costa.

Desde entonces, ha dicho, se han aplicado "políticas que con rigor devolvieron la confianza" en el país, que "consiguió en simultáneo cumplir los tratados que firmó, consolidar las cuentas públicas, estabilizar el sistema financiero y promover el apoyo a la inversión, devolviendo ingresos y orgullo a los portugueses".

"Es una conquista de esta legislatura", ha aseverado el ministro, conocido por su tono neutro de economista y que hoy se ha mostrado muy expresivo y orgulloso al hablar del "crecimiento inclusivo" que, afirma, se ha creado estos años en el país.

"No recortamos pensiones, las subimos; no aumentamos impuestos, los bajamos; creamos y devolvemos ingresos", ha agregado.

A su juicio, estos tres años de Gobierno prueban que "no fue necesario un milagro ni era aritméticamente imposible alcanzar esos resultados", que permiten al país "afrontar un eventual escenario de desaceleración de la economía europea sin entrar automáticamente en un procedimiento por déficit excesivo".

En su intervención, cargada de reivindicación política, ha recordado las críticas que afrontaron los socialistas cuando llegaron al poder y se les auguraba fracaso como gestores ("Los últimos tres años muestran que la alternativa presentada en 2015 no solo existía, sino que era sostenible"), y también la austeridad.

"Podemos decir hoy que sí, Portugal consiguió pasar la página de la austeridad y de las dudas", ha sentenciado.

Tras la comparecencia del ministro, Costa consideró "histórico y virtuoso" tanto el dato del déficit como la reducción de la deuda, que ya representa el 121,5 % del PIB, porque "no resulta del recorte en el gasto ni del aumento de los impuestos, sino del crecimiento de la economía".

"Ahora estamos mejor preparados para la coyuntura internacional y para seguir reforzando la inversión pública", agregó.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.