El Gobierno de Aragón no prevé subir impuestos ni crear nuevos en 2017

El Gobierno de Aragón no prevé hacer en 2017 modificaciones fiscales en los impuestos cedidos o en los propios, ya que la reforma tributaria aprobada en 2015 tiene "vocación de permanencia" y "está dando sus frutos".

Así lo ha manifestado el consejero de Hacienda y Administración Pública, Fernando Gimeno, durante la clausura de la jornada "Impactos del nuevo sistema de gestión del IVA (SII) y de las novedades fiscales en la empresa aragonesa", organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), con la colaboración de Deloitte, Bankinter y la Cámara de Comercio Zaragoza.

Fuentes del ejecutivo autonómico indican en una nota que Gimeno, sin embargo, ha recordado que la comunidad autónoma no podrá mantenerse al margen de los efectos que tendrán los cambios normativos que ha introducido el gobierno central.

Ha recordado que la Administración General del Estado ha restringido algunos de los beneficios que antes se aplicaban al Impuesto de Sociedades y se ha prorrogado durante 2017 la exigencia del gravamen en el Impuesto de Patrimonio, para contribuir a la consolidación de las finanzas públicas, fundamentalmente de las comunidades autónomas.

Gimeno espera que estas medidas tengan un efecto positivo sobre los ingresos.

Por otra parte, según recoge el avance de la liquidación que la Intervención General ha realizado para 2016, el consejero de Hacienda ha explicado que los ingresos no financieros de Aragón, en términos de derechos reconocidos, ascendieron a 4.440.382 millones de euros.

Esta cifra supone un porcentaje de ejecución del 98,60 por ciento respecto a las previsiones definitivas y de un 100,14 % respecto a las iniciales.

En términos absolutos, los ingresos se incrementaron en 2016 en casi 6,4 millones de euros respecto a las previsiones iniciales.

Gimeno confía en que esta leve tendencia positiva que se viene observando en los ingresos de la comunidad se consolide en los próximos meses, de manera que permita ejecutar las políticas de carácter social que incluyen los presupuestos "y cuyo objetivo final es conseguir el mayor bienestar para los aragoneses".

Durante su intervención, el consejero ha anunciado que el periodo medio de pago a proveedores se situó en diciembre de 2016 en 17 días.

Al haberse cumplido este plazo durante seis meses consecutivos, finalizan las limitaciones establecidas en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, recuerdan desde el Gobierno de Aragón.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.