El FMI mejora las perspectivas de crecimiento de China hasta el 6,8 % en 2017

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró hoy ligeramente las perspectivas de crecimiento de China al prever que el crecimiento de su economía será del 6,8 % para este año, una décima más que lo calculado en julio, y del 6,5 % en 2018.

Las perspectivas del FMI son positivas en el informe de "Perspectivas Económicas Globales" presentado hoy, ya que la revisión de crecimiento para 2018 es tres décimas superior a la realizada a principios de este año, y el crecimiento para el periodo 2019-2022 registra un aumento en dos décimas.

Con esto, el FMI prevé que el crecimiento del producto interior bruto (PIB) real para 2022 será del 5,8 %.

Pero el Fondo advierte que estas previsiones de crecimiento presuponen que "las autoridades mantendrán una mezcla suficiente de política expansionista para cumplir sus objetivos de duplicare el PIB real entre 2010 y 2020".

El FMI también alertó de que a menos que las autoridades chinas contrarresten los riesgos asociados acelerando sus recientes esfuerzos para controlar la expansión del crédito, estos factores implican "una elevada probabilidad de una aguda ralentización del crecimiento de China".

La institución financiera señaló que, a medio plazo, "minimizar el riesgo de una acusada ralentización en China requerirá que las autoridades chinas intensifiquen sus esfuerzos para controlar la expansión del crédito".

Entre los consejos del FMI en el terreno del aumento de la competitividad se incluye la prioridad de aumentar el papel de las fuerzas de mercado en la economía china.

Sobre la mejora de las perspectivas a corto plazo, el FMI indicó que en la primera mitad del 2017 China, como las economías avanzadas, tuvo un crecimiento "más firme" de la demanda doméstica.

El organismo añadió que "entre los mercados emergentes y las economías en desarrollo, la mayor demanda doméstica en China y la continuada recuperación en economías emergentes clave cimentaron el crecimiento en la primera mitad de 2017".

La situación también se benefició del hecho de que la inflación subyacente de la economía china se mantuvo estable en alrededor del 2 % en julio.EFECOM

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.