El diseño de moda español factura al año más de 400 millones de euros

Un total de 405 millones de euros en facturación, 5.580 puestos de trabajo y casi 9 millones de prendas y complementos vendidos son las cifras de negocio que arroja el diseño de moda español, según un informe hecho público hoy por la asociación Creadores de Moda de España (ACME).

La moda arrastra un estigma de frivolidad y trivialidad que le empaña su realidad, sin embargo "la moda no solo es un reflejo de nuestro mundo, es belleza, creatividad, pero también industria, comercio y negocio", ha explicado hoy en rueda de prensa el presidente de ACME, Modesto Lomba.

Por primera vez, ACME, que cuenta con 56 asociados, ha elaborado el informe "El diseño de Moda Español, en cifras", en colaboración con el portal Modaes.es, un estudio que revela que la moda de España goza de buena salud con una facturación superior a los 400 millones en 2015.

Estos números representan casi la mitad de la facturación global del diseño especializado en España. En total, las empresas dedicadas a este sector, diseño gráfico y de moda, obtuvieron un volumen de negocio de 898 millones durante 2015, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

"Es importante conocer la moda en el universo de la cultura y también en el incremento del PIB", dice el director general de Promoción Cultural de la Comunidad de Madrid, Jaime de los Santos.

Las empresas asociadas a ACME lograron un facturación de 17,92 millones gracias a la explotación externa de sus marcas a través de licencias y franquicias.

"Si los asociados de ACME fueran una única empresa se situaría la sexta más importante del sector en España por volumen de negocio, solo superada por las mayores compañías del sector", explica, Pilar Riaño, directora de Modaes.es, portal de noticias económicas del negocio de la moda, encargada del estudio.

Colecciones cada seis meses, junto con una puntual renovación de prendas y accesorios permiten mover a la industria de la moda importantes cantidades de producto, "durante el 2015, los asociados de ACME vendieron más de 8,9 millones de prendas y complementos", puntualiza Riaño, quien añade que casi el 22 por ciento del total de esa producción se hizo en España.

En un mundo global y competitivo, la distribución es un proceso fundamental en la cadena de valor de las empresas de moda. "Salvo excepciones, la moda de autor tiene en el canal multimarca su principal vía de comercialización", dice Riaño, que desvela que el diseño español tiene casi diez mil puntos de venta en el mundo, 2.355 de ellos fuera de España.

Sin embargo, ahora uno de los canales más potentes de venta es internet, "aunque resulta incipiente para la venta de moda de las empresas asociadas a ACME, un 3,1 % de la facturación total, lo que equivale a 12,4 millones de euros", apostilla Riaño.

"Hay un largo camino por recorrer en cuanto a la venta online", añade la directora ejecutiva de ACME, Pepa Bueno, quien reconoce que este primer informe, que nace con vocación de "renovarse" cada año, es un mensaje claro en favor de la transparencia y la cooperación de un sector que debe y quiere seguir fortaleciendo sus estructuras empresariales.

El diseño de moda español está valorado en el extranjero, su buena relación calidad-precio "resulta atractivo para el turismo", ha matizado Jaime de Santos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.