El beneficio semestral de Total subió un 30%, hasta 6.357 millones de dólares

Total obtuvo 6.357 millones de dólares (5.420 millones de euros) de beneficio en el primer semestre, un aumento del 30 % respecto al mismo periodo de 2017, que el grupo energético francés explicó que se debió sobre todo al tirón del precio del petróleo, al incremento de su producción de hidrocarburos y a la reducción de costos.

La rentabilidad de los capitales empleados se incrementó en siete décimas respecto a 2017 y llegó al 10,1 %, mientras el resultado operativo neto ajustado subió un 37 %, hasta 7.564 millones de dólares (6.449 millones de euros), destacó la empresa en un comunicado.

A eso contribuyó, por una parte, el incremento del 39 % de media del precio de los hidrocarburos. El barril de brent, referente en Europa, cotizó de media a 70,6 dólares entre enero y junio (un 37 % más que en la primera mitad de 2017), a 74,4 dólares si se tiene únicamente en cuenta el segundo trimestre ( 50 %).

Y en segundo lugar, el aumento del 7 % de la producción de hidrocarburos en el semestre, con una media de 2,710 millones de barriles diarios.

Si se observa el desglose, Total bombeó entre enero y junio un 18 % más de petróleo que en la primera mitad de 2017 con 1,532 millones de barriles diarios, mientras que redujo en un 4 % los volúmenes de gas.

Por negocios, la exploración y producción representó 4.870 millones de dólares (4.153 millones de euros) de resultado operativo, un alza del 78 %; el gas, las energías renovables y la electricidad, 308 millones de dólares (262 millones de euros, 97 %); el refinado y la industria química, 1.541 millones de dólares (1.314 millones de euros, -18 %), y la mercadotecnia y los servicios, 845 millones de dólares (720,7 millones d euros, 15 %).

La compañía generó 5.117 millones de dólares (4.364 millones de euros) de flujo de caja en el primer semestre (frente a 5.396 millones de dólares un año antes).

En esos seis meses adquirió activos por valor de 4.114 millones de dólares (3.509 millones de euros) -en particular el campo marino de Cobalt, en el Golfo de México, una participación en Clean Energy en Estados Unidos, otras en los campos Iara y Lapa en Brasil o nuevas concesiones en Abú Dabi y en Libia-, mientras que cedió por un monto de 2.862 millones de dólares.

La empresa dijo que se ha convertido en el "número dos mundial" en el gas natural licuado (GNL) tras finalizar la compra del negocio de Engie, la entrada con un 10 % en el proyecto gigante Arctic 2 LNG en Rusia y con un 73 % en Direct Energie, en Francia.

Sobre las perspectivas, Total señaló que espera incrementar su producción en más del 7 % en el conjunto de 2018 y que va a continuar su programa de reducción de costos para superar el objetivo anual de 4.000 millones de dólares y llegar a 4.200 millones de dólares (3.582 millones de euros) en el periodo 2014-18.

Además, confirmó que las inversiones se situarán entre 16.000 y 17.000 millones de dólares (13.649 millones /14.501 millones de euros) este año.

Como mecanismo de remuneración de sus accionistas, la empresa va a continuar comprando todas las acciones emitidas para el pago de dividendo en títulos y las compras de acciones suplementarias hasta 5.000 millones de dólares (4.265 millones de euros) en el periodo 2018-2020.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.