El alcalde defiende al concejal Molina y expresa rechazo a la venta ilegal

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha calificado de "malentendido" la polémica generada tras un comentario en Twitter del concejal Aligi Molina rechazando la campaña contra la venta ambulante y ha expresado hoy su "rechazo a la actividad de venta no autorizada e ilegal" y apoyo al pequeño comercio.

Noguera ha respondido con una carta de cuatro páginas a la petición de las patronales del comercio Afedeco y Pimeco, CAEB y PIMEM, de que cesara de su cargo al concejal de Juventud, Igualdad y Derechos Cívicos, Aligi Molina, tras su tuit.

Molina tuiteó el 16 de agosto: "La campaña contra el top manta es simplemente una acción racista por construir un chivo expiatorio. En la época de Amazon y Ali Express y cada más grandes almacenes, ¿realmente alguien cree que el objetivo ha de ser lucharle las migajas a quienes sólo buscan sobrevivir?"

El alcalde asegura en su carta que las palabras de Molina "no han tenido nunca la voluntad de atacar o insultar al sector del comercio" y ha pedido a las patronales que acepten sus explicaciones al respecto.

Noguera ha defendido la labor del Ayuntamiento de Palma en esta legislatura a favor del pequeño y mediano comercio, sector con unos 39.000 empleos en Ciutat, y ha asegurado que el debate público radica en los retos del comercio para afrontar la competencia feroz de la venta por internet y el control del mercado ilegal de falsificaciones "así como la cruda realidad social que viven las personas que se ven obligadas a llevar a cabo esta venta".

Según Noguera, la Policía Local de Palma ha decomisado más de 150.000 artículos de venta ambulante de falsificaciones en el último año y medio. Solo en 2017, interpuso 869 denuncias y decomisó 103.000 objetos.

Destaca en la carta que Cort ha creado una comisión municipal de venga ambulante, un servicio de intermediación con Cáritas para vendedores ambulantes ilegales que ha atendido a 140 personas y un "mapa de oportunidades" con servicios y prestaciones "para que la personas que lo deseen puedan tener la opción de sustituir la venta no regularizada por otro empleo".

Entre las medidas a favor del comercio minorista, Noguera ha defendido la reactivación del Consejo Municipal de Comercio, que ha celebrado nueve reuniones, la aprobación del Catálogo de Establecimientos Comerciales, y el plan de ayudas para innovación y modernización con unos 190.000 euros entre el año pasado y este.

Noguera destaca también la paralización del proyecto de Ses Fontanelles, en defensa de "la pervivencia del pequeño y mediano comercio" y que no se hará Port Mayurca "que habría supuesto la construcción e 18.000 metros cuadrados de gran superficie de ocio y comercio".

Según el alcalde "si gobernase el PP en esta ciudad, ses Fontanelles ya estarían construidas y Port Mayurca proyectado", dos iniciativas que supondrían "dinamitar el tejido del pequeño y mediano comercio", afirma en la carta.

Noguera se ha ofrecido a continuar colaborando con las patronales de comercio.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.