EH Bildu y Podemos ven urgente una reforma fiscal profunda y completa

EH Bildu y Elkarrekin Podemos han coincidido hoy en mostrar su preocupación por los datos de recaudación certificados ayer por el Consejo Vasco de Finanzas Públicas y en reclamar como urgente un debate sobre una reforma del sistema fiscal "completa" y "profunda".

El CVFP cerró ayer los datos de recaudación de las diputaciones forales en 2016, y el Gobierno Vasco y las diputaciones aplazaron una reforma fiscal hasta analizar en profundidad los resultados de la última modificación de 2014.

La portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, ha acusado hoy al PNV y al PSE-EE de actuar como el "avestruz, escondiendo la cabeza debajo del ala, cuando ven que la política fiscal hace aguas y deciden no dar pasos para cambiarla".

A su juicio, esto es una "irresponsabilidad mayúscula", más después de que el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, hablara de la conveniencia de afrontar este debate para aumentar los ingresos.

Tras considerar que "existen diferencias" en el seno del PNV en torno a esta cuestión, Iriarte ha recordado que su coalición acordó con este partido avanzar en una nueva política fiscal como condición para apoyar el presupuesto de la Diputación de Álava y ha mostrado su esperanza en que "no vaya a cambiar su postura".

Iriarte ha propuesto incrementar progresivamente tres puntos la presión fiscal en Euskadi y que se corrijan situaciones como que en Gipuzkoa de cada cien euros recaudados solo seis los pagan las empresas.

La también parlamentaria de EH Bildu Leire Pinedo ha hablado de la necesidad de acometer una "reforma completa del sistema fiscal", porque el actual modelo impulsado por nacionalistas y socialistas "ha fracasado".

Pinedo ha destacado que los presupuestos de las instituciones para el año pasado se hicieron con una previsión de recaudación de 13.500 millones de euros y que finalmente han sido 12.950 millones los provenientes de los impuestos concertados, 550 millones menos con los que, según Iriarte, se podrían haber pagado a 3.000 médicos o enfermeras.

Ha insistido en que el "peso recaudatorio" y el sostenimiento de los servicios públicos recae en los "trabajadores", por lo que se debe acometer una reforma del Impuesto de Sociedades porque ahora "no recauda lo que debería".

Pinedo ha recalcado que éste es el primer impuesto que se debería modificar para que las grandes empresas aporten lo que les "corresponde".

También ha citado la necesidad de una mayor lucha contra la elusión y el fraude fiscal que suponen unos 2.000 millones de euros, fundamentalmente por parte de grandes fortunas y empresas.

En otra comparecencia, el portavoz de Elkarrekin Podemos en la Cámara, Lander Martínez, ha dicho que "no puede ser que quien hace unas malas previsiones no tenga claro que es necesaria una reforma fiscal profunda".

Ha subrayado que esta reforma debería acabar con que las rentas de trabajo sean las que carguen con la mayor parte de la fiscalidad y avanzar para hacer "desaparecer" las deducciones que tienen las empresas a la hora de pagar el Impuesto de Sociedades.

Martínez ha defendido la conveniencia de que el Parlamento Vasco tenga "algo de capacidad" a la hora de legislar en materia de fiscalidad, actualmente solo en manos de las juntas generales de los tres territorios.

También, como EH Bildu, ha puesto el acento en un nuevo plan de lucha contra el fraude fiscal, con mayores plantillas de técnicos e inspectores de Hacienda, para que no se sigan "escapando" más de 2.000 millones de euros anuales por fraude y elusión.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.