Economía/Laboral.- Álvarez (UGT) dará "tiempo" a Rajoy pero no descarta una huelga general si no cambia sus políticas

Cree que en esta legislatura la ciudadanía exige movilizaciones y respuestas contundentes porque será "la manera de mover al Gobierno"

Cree que en esta legislatura la ciudadanía exige movilizaciones y respuestas contundentes porque será "la manera de mover al Gobierno"

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, dará "tiempo" a Mariano Rajoy para ver el tipo de políticas que desarrolla en el nuevo Gobierno, pero no ha descartado la posibilidad de una huelga general, sino "todo lo contrario". "O hay cambios de políticas o nos veremos en la calle", ha advertido.

Álvarez ha realizado estas manifestaciones en Barakaldo (Bizkaia) a donde se ha desplazado para participar en una asamblea de delegados de UGT Euskadi.

Ante el debate de investidura de Mariano Rajoy, el líder sindical ha asegurado que apreció este miércoles un "cambio dialéctico" y "se han oído cosas diferentes a las que hemos oído hasta hoy", pero ha indicado que él lo quiere ver "ya no solo en los acuerdos a los que se puedan llegar, sino en el BOE".

"Si no, las palabras y las promesas en este país son mucha hambre para hoy y más hambre para mañana", ha indicado Álvarez, quien ha reclamado un "cambio sustancial" de las políticas económicas.

A su juicio, vienen "cuatro años difíciles". "Pero ayer he oído tanta bondad en su discurso que, hoy, en todo caso, quiero dejar un mínimo de luz por si eso se va a concretar en algo o no", ha añadido.

No obstante, ha advertido de que para UGT o hay "cambios de políticas o nos veremos en la calle". "Estos cuatro años no nos va a servir que no nos recorten, tenemos que recuperar derechos", ha agregado.

Álvarez ha indicado que "o recuperamos derechos en las mesas de negociación o a partir del establecimiento del diálogo social con los empresarios o con el gobierno, o recuperaremos derechos a partir de la movilización y a partir de la mayoría que hay en el Parlamento, que, si no tiene una posición de deslealtad y de fraude con sus electores y sus programas, tiene que verse reflejada en cambios legales".

En este sentido, ha asegurado que "por mucho que el señor Rajoy sea presidente", lo que es "evidente" es que hay "una mayoría de diputados que han salido elegidos en listas en las que se habían comprometido con nosotros a derogar la reforma laboral y a hacer un cambio sustancial de las políticas".

Además, ha recordado que en el anterior debate de investidura no se hizo "ni una sola mención" al diálogo social y al cambio de determinadas políticas y le ha sorprendido que, en este caso, "sí se haya hecho". No obstante, ha indicado que "eso se hace con otra afirmación que es incompatible con ésta, que es mantener los ejes fundamentales de la política económica", ha apuntado.

El sindicalista ha adelantado que, si se mantienen esos ejes, "no se van a poder cambiar las políticas" y, por tanto, "no será posible que el diálogo concluya en acuerdo" porque el "diálogo por sí no es suficiente". "Para que haya acuerdos, hay que cambiar partes sustanciales de las políticas económicas", ha dicho.

Según ha apuntado, si no hay "mejoras", a UGT "que no la busquen".

"Nos encontrarán en la primera fase del diálogo social, pero no nos van a encontrar ni en la firma ni en la segunda parte porque, en el momento que veamos que el diálogo social no tiene como objetivo mejorar la condición de vida de los trabajadores y de la mayoría de los ciudadanos, nosotros iremos a la calle, porque creo, sinceramente, que en esta legislatura la ciudadanía exige movilizaciones y respuestas contundentes porque esa será la manera de mover a nuestro Gobierno en España y a la propia UE", ha dicho.

HUELGA GENERAL

Preguntado por si esas movilizaciones incluyen la posibilidad de una huelga general, ha respondido que sí y ha precisado que para UGT la huelga general no es "un objetivo, sino que es un medio para conseguir unos objetivos".

"Si en el proceso de movilizaciones hay un momento en el que creemos que la huelga general es el instrumento, desde luego no está descartado, sino todo lo contrario. Si el presidente Rajoy se hubiera presentado a esta investidura con el programa con el que se presentó a la anterior, yo ya les diría que hay como muchas posibilidades de que haya huelga general en este país en los próximos meses", ha manifestado.

No obstante, ha asegurado que es "cierto" que en este momento se ha presentado, "por lo menos, aparentemente, con un discurso diferente" y cree que "no pasa nada por dar tiempo al tiempo". "Veremos cuáles son las políticas presupuestarias, por dónde enfoca la acción de Gobierno, qué quiere decir cuando habla de diálogo social y cuando tengamos las primeras conclusiones veremos si empezamos con movilizaciones de una manera o con movilizaciones de otra manera", ha añadido

"ESPAÑA HA VOTADO CAMBIO"

A su juicio, España "ha votado cambio de las políticas económicas". "Siete de cada diez ciudadanos han votado por cambiar las políticas económicas y, por tanto, hay que recuperar derechos y hay que subir la dotación presupuestaria, sobre todo, en aquellos elementos que afectan a los ciudadanos".

Asimismo, ha señalado que hay que "revertir y derogar" la reforma laboral para ir "a un proceso de negociación con la patronal que nos permita solventar todos los desaguisados de esta reforma laboral que ha llevado a cinco millones y medio de conciudadanos a una situación de pobreza, aún trabajando".

Además, cree que hay que abordar los problemas que tiene la Seguridad Social, algunos de ellos "de manera inmediata". "No es verdad que no se pueda hacer nada y que haya que esperar a que se constituya el Pacto de Toledo. El Pacto de Toledo debe trazar los ejes estratégicos, pero hay algunas cosas que hay que hacer hoy y se deberían haber hecho ayer, como acabar con las subvenciones que hay a la contratación", ha indicado.

Según ha manifestado, en la actualidad, un empresario no contrata porque tenga una subvención para su contrato, sino porque "tiene un trabajo que realizar". "Y esos son 3.500 millones de euros que se van cada año sin ningún resultado positivo", ha manifestado.

Para Álvarez, hay que "destopar" las cotizaciones a la Seguridad Social porque son "un elemento que hará que el sistema sea más solidario". Además, ha defendido revertir hacia la Seguridad Social gastos que en otros ministerios no se cargan a los organismos, sobre todo, la propia estructura de la Seguridad Social.

"Estamos hablando de un paquete que, a corto plazo, nos puede llevar a que se puedan ahorrar del entorno de 17.000 millones de euros", ha agregado.

Ha añadido que, además, son también precisas medidas "más estratégicas y a largo plazo". En este sentido, ha manifestado que la Seguridad Social no solo se tiene que cubrir con cuotas de los afiliados, sino también con los impuestos.

Ante la posibilidad de nuevos recortes derivados de los requerimientos de Bruselas, Álvarez ha afirmado que, a veces, le parece que en la CE "son un poco marcianos porque se dirigen a un Gobierno que ya no existe y le envían una carta a un Gobierno que no existe".

Según ha destacado, en la UE, la CE tiene competencias, pero "no todas". "La Comisión Europea no tiene mandato democrático para hacer determinadas políticas y, por tanto, no puede condicionar las políticas de los gobiernos de la manera que lo está haciendo".

Por lo tanto, en relación a los 5.000 millones que deberá recortar el Gobierno central para cumplir el objetivo de déficit comprometido con Bruselas, ha afirmado que el nuevo Gobierno deberá renegociar con la UE todo el plan de ajuste. "Hay que renegociar los plazos de déficit público en España porque son incompatibles con los derechos de los ciudadanos", ha asegurado Álvarez, que ha reclamado también "reducir de manera drástica" el fraude fiscal.

A su juicio, solo por la vía de la mejora de la recaudación y por la renegociación habrá "dinero para poder aumentar el presupuesto en lo que hace referencia a políticas públicas, sobre todo, a políticas sociales".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.