Economía.- En Comú y Compromís registran una ley para asegurar la inversión de los productores de energía renovable

Quieren derogar los cambios de retribución a los inversores durante el período de vida de las instalaciones fotovoltaicas

Quieren derogar los cambios de retribución a los inversores durante el período de vida de las instalaciones fotovoltaicas

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Unidos Podemos-En Comú y Compromís han registrado en el Congreso una proposición de ley para asegurar la inversión de los productores de energía renovable y evitar que la revisión de estas retribuciones programada para 2020 pueda llevar a la ruina a más de 62.000 familias que invirtieron sus ahorros en este negocio.

La iniciativa legislativa consta de un solo artículo que modificaría la Ley 24/2013 para garantizar que el valor de la rentabilidad "razonable" no se modificará, ni se revisará durante la vida útil de las instalaciones.

Según denuncian estas formaciones, las reformas de 2013 y 2014 en la producción de energía eléctrica a través de renovables permitió la revisión periódica de la totalidad de los parámetros, por lo que no es posible conocer la retribución de los proyectos más allá de un horizonte de tres años.

Ambas formaciones han estado acompañadas en la presentación de la iniciativa por la Asociación Nacional de Productores Fotovoltaicos (ANPIER) y la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), que han advertido que la próxima revisión de los parámetros, en 2020, puede reducir hasta un 25% la rentabilidad actual, ya revisada anteriormente y por la cual debieron refinanciar su deuda.

NUEVE CAMBIOS NORMATIVOS DESDE 2007

Los representantes de las asociaciones denuncian que desde el impulso dado a la producción de energía fotovoltaica en 2007 se han producido hasta nueve cambios retroactivos que han modificado las condiciones inicialmente pactadas, con el Gobierno del PSOE y del PP.

Los principales afectados, advierten, son aquellos productores con menos recursos, sin posibilidades de poder alcanzar a nuevos acuerdos de refinanciación o incluso quitas con sus acreedores. "La parte social desaparecerá fulminantemente y seguirá el camino que llevamos desde hace unos años, que es acabar en manos de fondos buitre o de grandes compañías", ha lamentado Miguel Ángel Aroca, presidente de ANPIER.

"El futuro va a ser renovable, de eso no hay duda. La gran incertidumbre es saber si va a ser social", ha dicho el director de ANPIER, Rafael Barrera, que critica que las incertidumbres "expulsan" a los pioneros en la producción de energía a través de renovables y desincentivan la llegada de pequeños inversores.

LOS PARTIDOS CREEN QUE EL GOBIERNO NO PODRÁ VETARLA

Para Ignasi Candela, de Compromís, esta proposición de ley trata de "avanzar en la democratización de la producción de la energía y acabar con un oligopolio", en la que espera sumar al PSOE, al que cree "comprometido en este proceso", y a Ciudadanos, al que ve más "dubitativo".

Por su parte, Josep Vendrell, de En Comú, ha reclamado que esta legislatura sea la de la "transición energética" ante los "obstáculos" que plantea, ha dicho, el Gobierno y su ministro de Energía, Álvaro Nadal.

Ante la posibilidad de que el Gobierno pueda presentar un veto para evitar la calificación de la propuesta, Vendrell ha asegurado que, pese a la "capacidad creativa" del Ejecutivo de justificar su rechazo, en este caso no se encontrará ninguna afectación presupuestaria. "No sé qué se puede inventar ahora. Sería un escándalo", ha subrayado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.