Economía.- Draghi zanja el debate sobre la retirada de estímulos y no ve razones para alterar la política del BCE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha querido acallar este jueves las especulaciones sobre una inminente retirada de estímulos al asegurar que no aprecia ninguna razón para cambiar las directrices sobre la política monetaria de la entidad, que mantendrá los tipos de interés al nivel actual o más bajos durante un tiempo prolongado y más allá que el periodo de compra de activos.

FRÁNCFORT (ALEMANIA), 6 (EUROPA PRESS)

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha querido acallar este jueves las especulaciones sobre una inminente retirada de estímulos al asegurar que no aprecia ninguna razón para cambiar las directrices sobre la política monetaria de la entidad, que mantendrá los tipos de interés al nivel actual o más bajos durante un tiempo prolongado y más allá que el periodo de compra de activos.

"Desde el punto de vista actual no veo causa para desviarse de las indicaciones que hemos venido proporcionando de forma consistente", dijo Draghi en un discurso pronunciado este jueves en Fráncfort, donde subrayó que el BCE no ve aún "evidencias suficientes" que permitan cambiar de forma material su perspectiva de inflación.

"Por tanto, un reajuste de la actual postura de la política monetaria no está justificado en este momento", afirmó Draghi, subrayando que antes de acometer cualquier cambio de los tipos de interés, las compras de bonos o sus directrices, aún es necesario contar con confianza suficiente en que la inflación convergerá con el objetivo a medio plazo y se mantendrá incluso en condiciones monetarias menos favorables.

De este modo, el banquero italiano reiteró las directrices del BCE al asegurar que las compras de activos continuarán hasta al menos finales de 2017 o más allá si fuera necesario, hasta apreciar un ajuste sostenido de la trayectoria de inflación, además de confirmar que los tipos de interés permanecerán al nivel actual o por debajo durante un periodo prolongado y más allá del horizonte del programa de compra de activos.

DEBILIDAD DE LOS SALARIOS.

En cuanto a la evolución de las dinámicas de inflación en la zona euro, el presidente del BCE hizo hincapié en el efecto derivado de la debilidad de las subidas salariales, ya que su incremento anual en términos de compensación por empleado creció en el segundo trimestre de 2016 fue un mínimo histórico del 1,1% que subió al 1,4% a finales del año pasado, pero aún continúan "muy por debajo" de su media histórica.

A este respecto, Draghi señaló el impacto sobre el incremento de los sueldos relacionado con los elevados niveles de desempleo y su efecto sobre las negociaciones salariales, así como con la inflación excepcionalmente baja de los últimos años.

De este modo, las negociaciones salariales en algunos países ya se habían cerrado en gran parte por lo que el impacto de una inflación más elevada se verá retrasado, además de que en los países donde ha caído significativamente la indexación formal de los salarios el mecanismo de transmisión de la inflación puede haberse debilitado.

"Llevará tiempo que desaparezca el efecto de arrastre sobre el crecimiento de los salarios", apuntó Draghi.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.