Economía argentina caerá un 2,0 % en 2016, pero se recuperará en 2017

La economía argentina se contrajo en 2016, con una caída del 2,0 % del producto interior bruto (PIB), tras haber crecido un 2,5 % el año anterior, aunque en 2017 debería recuperarse, con una expansión del 2,3 %, dijo hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La contracción del año que termina se explica por un retroceso importante de la inversión, del consumo de los hogares y del gasto público, precisó la Cepal en el informe, enmarcado en el Balance Preliminar de la Economía Regional, que el organismo de Naciones Unidas presentó este miércoles en la capital chilena.

Los retrocesos mencionados no fueron compensados por un aumento de las exportaciones, mientras la inflación pasó de un 26,6 % en 2015 a un 40,9 % en el período enero-octubre, señala el informe.

A juicio de la Cepal, la marcha de la economía argentina estuvo influida por factores externos, como la recesión de Brasil, e internos.

Para revertir la iliquidez de divisas que arrastraba el país desde años anteriores, en diciembre de 2015 el nuevo gobierno liberó el mercado cambiario, lo que redundó en una devaluación drástica de la moneda local frente al dólar, y eliminó los derechos y cupos de exportación, con excepción de la soja, y aplicó una política monetaria restrictiva.

También se propuso eliminar en un plazo de cuatro años el déficit fiscal, especialmente a través de la reducción de los subsidios al consumo de servicios públicos, que en 2015 representaron el 3,4 % del PIB.

A fines de 2015, el déficit de la administración pública llegaba al 3,8 % del PIB, indica el texto, que añade que la solución del conflicto con los "fondos buitre", concretada en abril, permitió al país volver a los mercados financieros internacionales y aplazar la reducción del déficit fiscal, prevista en un 5,0 % del PIB para el 2016.

El PIB por habitante cerrará con una caída del 2,9 % en 2016, mientras la inflación debería terminar el año con una tasa del 42,4 % y el desempleo con una tasa del 8,9 %, frente a un 6,5 % del año anterior.

La balanza de pagos cerrará en blanco, con un déficit de 13.270 millones de dólares en la cuenta corriente y un superávit de 25.239 millones en la cuenta de capital y financiera.

Para el 2017 la Cepal espera una recuperación de la economía argentina, que podría crecer un 2,3 %, aunque la intensidad del proceso dependerá de tres factores: la evolución de los ingresos reales de las familias, de la inversión y la tasa de crecimiento de Brasil, por su influencia en las exportaciones argentinas de manufacturas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.