Economía alarga 3 años plazo para constituir el fondo de reserva de Kutxabank

El Gobierno ha aprobado hoy el real decreto que amplía el plazo de constitución del fondo de reserva de las fundaciones bancarias que controlen entidades de crédito -el caso de Kutxabank- en tres años.

En concreto, según explica el Ministerio de Economía en un comunicado, se pasará de los anteriores cinco años actuales prorrogables dos más mediante autorización del Banco de España, hasta ocho años, ampliables ahora uno más.

Teniendo en cuenta que los plazos cuentan desde que entró en vigor la circular del Banco de España de junio de 2015, esto se traduce en un plazo máximo hasta 2024.

Además, hasta que el fondo de reserva alcance el importe objetivo, las fundaciones bancarias, entre ellas la de KutxaBank, deberán destinar al mismo el 30 % de los dividendos cobrados por las entidades de crédito, y no el 50 % fijado con anterioridad.

El origen de este fondo está en la ley que establece que las antiguas cajas de ahorro -ahora fundaciones bancarias- tienen que tener una participación minoritaria en las entidades financieras, en línea con la exigencia europea de que las cajas no controlen bancos.

Para las fundaciones bancarias que tengan una participación de más del 50 % en un banco, la ley obliga a crear un fondo de reserva. Afecta directamente a la Fundación BBK, puesto que es propietaria del 57 % de Kutxabank, mientras que Kutxa tiene el 32 % y la Vital el 11 %.

Este fondo supone una garantía de la capitalización del banco y permitirá a Kutxabank seguir sin salir a bolsa.

En dinero, el fondo de reserva estaba calculado en unos 235 millones en el caso de BBK, que tenía cinco años -hasta el 2020- para la constitución del fondo.

Ahora, con el nuevo decreto que fija un plazo de ocho años para dotar el fondo de reserva, es decir, hasta 2024, habrá mucho más margen para dotarlo.

Así, en números aproximados, el alargamiento de los plazos supone que la BBK tendrá que aportar unos 30 millones anuales al fondo -son lineales, es decir, lo mismo cada año- en vez de los 47 previstos hasta ahora.

También se ha bajado el requisito del origen del dinero del fondo, que antes debía proceder al menos en un 50 por ciento del dividendo que le da anualmente Kutxabank a la Fundación y ahora se quedará en el 30 por ciento.

Así, Kutxabank no tendrá que "estresarse" tanto en la obtención de dividendos para dárselos a su principal accionista, y la BBK tendrá más margen para dotar su obra social.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.