Draghi pide aplicar normas de disciplina fiscal de modo coherente y sostenido

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, afirmó hoy que las reglas de disciplina fiscal europeas tienen que aplicarse de manera "coherente y sostenida" en todos los países y defendió la importancia de mantener su credibilidad.

"Sobre el hecho de que varios países tienen elevados déficit, el punto que ha defendido el BCE es que las reglas tienen que aplicarse de manera coherente en todos los países y de un modo sostenido", afirmó Draghi durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeos.

"La credibilidad de las reglas es fundamental, por lo que seguiremos defendiendo este argumento", recalcó el economista italiano, quien añadió que si hay "cuestiones legales respecto a la aplicación de estas reglas, deben resolverse de manera apropiada".

Preguntado de nuevo por esta cuestión, Dragui aclaró que sus palabras se refieren a que "las reglas tienen sentido si se aplican de manera consistente en los países y a través del tiempo".

"El beneficio de las reglas está ahí si refuerzan la credibilidad del marco fiscal, y consideramos que son parte de la estabilidad, son una ancla de estabilidad para la zona de euro", añadió.

La Comisión Europea ha sido cuestionada por decidir retrasar la decisión sobre si recomendar multar a España y Portugal por no haber cumplido sus objetivos de reducción del déficit en 2015 para evitar influir en las próximas elecciones españolas del 26.

Además, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, fue criticado por haber argumentado que Francia no fue anteriormente multada por incumplir con sus objetivos fiscales "porque es Francia".

La CE también es criticada por su decisión de recomendar en mayo dar a España un año adicional para lograr cumplir con el máximo del 3 % de déficit público que exigen las normas de disciplina fiscal europeas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), sin haber decidido antes si recomienda multar al país.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea decidieron el viernes dejar en el aire la concesión de la prórroga a España, después de que los servicios jurídicos del Consejo de la Unión Europea -la institución que representa a los países europeos en Bruselas- se pronunciara en contra de las bases legales utilizadas por la Comisión para proponer este año adicional.

La Comisión había recomendado en mayo conceder la prórroga a España después de constatar que el país incumplió en 2015 su meta y no logrará bajar el desvío del 3 % este año, por lo que recomienda que se exija a España que en 2016 reduzca el desvío al 3,7 % y en 2017 al 2,5 %.

Ahora, la institución tendrá que publicar una nueva propuesta de prórroga en julio -para cuando se espera también su veredicto sobre si recomienda multar a España por incumplimiento- antes de que los países decidan debatir su pertinencia, explicaron fuentes comunitarias.

El Consejo no cuestiona la prórroga en sí, sino la pertinencia de que la Comisión haya dado el paso de proponer la concesión de un año adicional a España para reducir su déficit antes de haber tomado la decisión sobre si multará al país por haber incumplido sus compromisos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.