Dos empresas no lácteas interesadas en Lauki, según alcalde de Valladolid

Dos empresas no lácteas, una de ellas especializada en reconvertir actividades para que sigan funcionando, se han interesado por la compra de la factoría Lauki en Valladolid, con una de ellas "en un punto más avanzado", según ha desvelado hoy el alcalde de la capital vallisoletana, Óscar Puente.

Después del acuerdo alcanzado este fin de semana entre el comité de empresa y Lactalis, la propietaria de Lauki, de paralizar el expediente de extinción y abrir un periodo de cuatro meses para negociar su venta a una empresa que no sea del sector, Puente se ha entrevistado hoy con los trabajadores y se ha mostrado "optimista" con la "puerta que se abre", y aunque no será fácil sí ve factible dar con un comprador.

Dentro de la "máxima confidencialidad" que exigen estas operaciones, Puente ha confirmado que el Ayuntamiento se ha reunido con dos empresas que cumplirían con ese requisito de no ser del sector lácteo, el miércoles pasado con una de ellas, que es la que está en un "punto más avanzado".

Puente ha observado que aunque aquí no se está acostumbrado, en otros países es normal que haya empresas dedicadas a reconvertir factorías a otra actividad para que pueda seguir funcionando.

Ahora "hay que dejar trabajar y dar todas las facilidades", como puede ser "levantar el blindaje" de que el suelo donde se asienta Lauki sea para industrias lácteas, ha observado el regidor vallisoletano.

La factoría puede tener una actividad "agroalimentaria o no", depende del "estudio que se haga" y de lo que se plantee se "adapte mejor" y la operación "tenga el menor coste posible", con una adaptación a las características de la plantilla, que componen 85 trabajadores.

El Ayuntamiento sólo "estará satisfecho" si se mantienen "la actividad y el empleo" y Lauki no se queda como "un cascarón de difícil salida en la ciudad", ha reflexionado el alcalde, quien se ha mostrado "moderadamente" optimista y vigilante ante esa puerta que se abre de cuatro meses, hasta el 1 de octubre, para que una nueva empresa que no sea del sector "conserve el empleo y la actividad".

Los trabajadores están dispuestos a trabajar "en lo que haga falta para que queden en las mejores condiciones", según ha explicado a los periodistas tras el encuentro con el alcalde el presidente del Comité de Empresa, José Manuel González.

El próximo miércoles, 1 de junio, se reunirán de nuevo con la empresa para fijar el texto definitivo del acuerdo, que se refrendará ese mismo día en asamblea, y que incluye un plan social para el caso de que no prospere la venta, en el que Lactalis se compromete a recolocar a todos los empleados y a los gastos del traslado en los casos en los que se acuerde, o a una indemnización de 45 días por año hasta febrero de 2012 y de 33 a partir de esa fecha.

El secretario de la Federación Agroalimentaria de CCOO en CyL, Juan Manuel Ramos, ha observado que la "venta no queda en el aire", ya que se abre un periodo de verificación de que ese proceso "es cierto y real", de forma que tanto la Fundación Anclaje como la Junta, sindicatos o comité de empresa puedan certificar los movimientos relacionados con la venta.

A través de un comunicado, el comité de empresa y CCOO han valorado el acuerdo, que paraliza el expediente de extinción para los 85 trabajadores, considera que hay tiempo suficiente para cerrar la venta y se "han mostrado optimistas sobre posibles ofertas".

El comité ha recordado que las instalaciones tendrán que dedicarse a otros ámbitos transformadores agroalimentarios como enológicos, zumo, refrescos o similares, que puedan "sacar partido a las instalaciones de Valladolid".EFECOM

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.