CREEx: Imposición por decreto de Registro de Salarios no favorecerá igualdad

La Confederación Empresarial Extremeña (CREEx) considera que "la imposición por Decreto" de un Registro de Salarios no favorecerá la igualdad entre hombres y mujeres, y que sólo acarreará "más carga burocrática para las pequeñas y medianas empresas", es decir, a las pymes.

En una nota, la patronal extremeña ha criticado este viernes algunos de los aspectos recogidos en el Real Decreto aprobado este viernes por el Consejo de Ministros para "en teoría, favorecer la igualdad laboral entre hombres y mujeres".

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un Decreto-Ley que amplía de forma progresiva el permiso de paternidad a 16 semanas hasta equipararlo así con el de maternidad, con el objetivo de favorecer la corresponsabilidad.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha dejado claro que "la maternidad no puede ser un arma en contra del desarrollo laboral y ciudadano de las mujeres, sino una opción libre de la mujer", por lo que "tenemos que hacernos corresponsables todos".

La CREEx ha señalado que la obligatoriedad para las empresas de llevar un registro de salarios medios, desagregado por sexo y categorías y grupos profesionales sólo servirá, a juicio de su secretario general, Javier Peinado, para "generar una carga administrativa y más burocracia a las pequeñas y medianas empresas, sin aportar nada real a la igualdad laboral".

Peinado ha recordado que las relaciones laborales, y en particular los aspectos salariales, son cuestiones que se negocian entre las empresas y los trabajadores en el marco de la concertación social, y que es en este marco donde "las dos partes deberían solventar estos temas, no con nuevas imposiciones jurídico-administrativas sin recorrido efectivo".

Asimismo, Peinado ha manifestado su desacuerdo con la circunstancia de que se impongan planes de igualdad para las empresas de más de 50 trabajadores, y ha señalado que "cada vez son más las compañías que están dando el paso voluntariamente e interiorizan cláusulas o medidas de igualdad".

A su juicio, son iniciativas que "a veces son más efectivas que elaborar planes más profundos" pues en muchos casos se comprueba que "no se llegan a implementar".

En esta línea, Peinado ha abogado por fomentar la voluntariedad en la implantación de las estrategias de no discriminación "porque de ahí sí que se derivan acciones concretas para la situación de cada empresa".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.