Crédito y Caución prevé aumento del riesgo de crédito en industrial automóvil

La aseguradora Crédito y Caución "prevé un aumento del riesgo de crédito" en muchos de los proveedores de automoción "estructuralmente más débiles" a nivel mundial en los próximos cinco años, "lo que conducirá a tensiones de liquidez, demoras en los pagos e insolvencias empresariales en el sector".

De acuerdo con un informe difundido hoy por esta compañía, "las empresas productoras y suministradoras de cajas de engranajes, o aquellas especializadas en motores y piezas de combustión convencionales, que entregan componentes metálicos y componentes para sistemas de escape", serán las mayores perjudicadas.

Sin embargo, en España, Crédito y Caución ha señalado que "los niveles de impago son bajos y no cabe esperar aumentos importantes en los próximos meses debido a las perspectivas positivas para el sector".

Esta apreciación se fundamenta en las fortalezas de la industria en España: "Una base industrial sólida, liderazgo internacional, plantas de producción productivas y flexibles, un fuerte e innovador segmento de proveedores industriales y disponibilidad de trabajadores altamente cualificados".

El informe señala estos aspectos favorables del sector español después de indicar que, a pesar del buen comportamiento de la industria del automóvil a nivel mundial en 2017, afronta "algunos riesgos potenciales a corto plazo, como el proteccionismo y las limitaciones del libre comercio" por el cambio significativo de la política económica de Estados Unidos.

Además, el sector deberá soportar grandes retos estructurales por la "mayor demanda de vehículos híbridos y eléctricos", la reducción de la cuota de mercado de los automóviles de motores de combustión y el "creciente uso de diseños en metales ligeros, nuevos materiales y digitalización".

Estos cambios exigirán "grandes gastos en I D de los fabricantes y la industria auxiliar", lo que implicará "un gran desafío para la mayoría de los pequeños y medianos proveedores que suministran piezas y componentes de automóviles menos valiosos, a menudo muy dependientes de un solo fabricante en un entorno" muy competitivo.

El informe precisa que "las empresas más pequeñas con productos fácilmente sustituibles ya han sufrido una reducción de sus márgenes y menores beneficios" en los últimos años.

Por ello, para estas empresas a corto plazo, "la debilidad financiera, junto con la falta de acceso a los mercados de capitales y a los inversores, podría impedirles realizar las inversiones necesarias para innovar y mejorar su cadena de valor en un entorno de mercado cambiante".

El informe analiza al detalle la situación del sector en España, Alemania, Bélgica, China, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Países Bajos, Reino Unido, República Checa y Suecia.

La automoción en España, segundo fabricante de automóviles más grande de Europa después de Alemania, representa el 20 por ciento de las exportaciones españolas procedentes de nueve fabricantes, con un total de 17 plantas de producción, y una industria auxiliar compuesta por más de 1.000 empresas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.