"Crece Empresas" financiará 33 % del coste de protocolos empresas familiares

El programa "Crece Empresas" que forma parte del "Plan Adelante" tiene previsto incorporar una línea específica para la financiación del 33 por ciento del coste de los protocolos de sucesión o gestión de empresas familiares.

Así lo ha anunciado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en declaraciones a los medios de comunicación antes de la reunión que ha mantenido con la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha.

La responsable autonómica del área de Economía ha resaltado que "Crece Empresas", destinado al aumento del tamaño de las empresas para mejorar su competitividad, es uno de los compromisos que el Ejecutivo autonómico ha adquirido con la Asociación de la Empresa Familiar en el marco del Pacto por la Recuperación de Castilla-La Mancha.

El presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha, Aurelio Vázquez, ha insistido en "hacer hincapié" en el protocolo familiar, ya que es una cuestión esencial para que las empresas de la región sobrevivan.

Por otro lado, la consejera ha recordado que Castilla-La Mancha ha triplicado la inversión extranjera desde el inicio de la legislatura con más de 180 millones de euros gracias al "no incremento de la presión fiscal" en la comunidad.

"Mientras autonomías como Cataluña pierden inversión extranjera, Castilla-La Mancha está en la quinta posición en captación de inversión extranjera del país", ha afirmado Franco, quien ha añadido que estos datos se explican porque la región es un espacio "atractivo en el que surgen oportunidades".

Por su parte, Aurelio Vázquez ha recordado que de las 52 medidas del Pacto por la Recuperación económica de la región, algunas se han cumplido como el Proyecto Solidaridad 100 o el Plan de Retorno del Talento Juvenil, al tiempo que otras quedan pendientes.

En este sentido, Vázquez ha destacado que la Asociación de la Empresa Familiar está pendiente de la puesta en marcha de una escuela de accionistas en la región para "concienciar a los accionistas de los derechos y las responsabilidades que tiene pertenecer a una empresa familiar".

En cuanto al impuesto de sucesiones, Franco ha defendido la igualdad de las cargas impositivas en el país y ha destacado la necesidad de abordar el modelo de financiación autonómica.

Para la consejera, la región "no juega en igualdad de condiciones" con respecto a otras comunidades como Madrid a la hora de prestar servicios sanitarios o educativos" y de llegar a territorios rurales con una financiación "escasa" e "insuficiente".

En ese sentido, ha recordado que el "solo el 98 por ciento de la sociedad castellano-manchega está exenta de pagar el impuesto mientras que cuando gobernaba Cospedal era un 96 por ciento".

Además, ha asegurado que se ha reducido el impuesto para las rentas más bajas y ha crecido en las más altas, que afectan al dos por ciento de los castellanomanchegos, y ha defendido que el Gobierno regional apuesta por un "modelo de solidaridad" para que aporten los que más tienen.

Por su parte, Aurelio Vázquez ha considerado que existe "brecha impositiva" en el impuesto de sucesiones y donaciones, lo que sitúa a la región en una posición "débil" respecto a la Comunidad de Madrid en la atracción de empresas catalanas y del Brexit.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.