China 'amarra' al yuan y trae la calma

yuang-chino--644x362

Las bolsas europeas se abonan hoy al rebote y miran con esperanza hacia China y su divisa, el yuan, cuya devaluación ha abierto la guerra de divisas entre Estados Unidos y el gigante asiático, con el consiguiente riesgo de contagio al resto de la región asiática. Y no es la primera vez que una crisis de divisas en esta región provoca una recesión económica global. (Sigue aquí la cotización del dólar/yuan)

Sin embargo, la noticia positiva es que el Banco Central de China ha fijado el cambio del yuan hoy en 7,0039 unidades yuanes por dólar, mientras que los analistas esperaban un tipo de 7,0156 yuanes. Lo cierto es que este sistema de 'fixing' o punto central fijado por el banco chino para marcar la banda de fluctuación se ha convertido en una de las referencias clave del mercado, luego de que el pasado lunes rebasar los 7 yuanes por dólar, un nivel que no se alcanzaba desde 2015. 

El mercado ha tomado las variaciones del yuan como una medida de presión y respuesta a los aranceles de Donald Trump, pero a China no se le puede ir la mano, porque una moneda excesivamente devaluada y alejada de sus fundamentales, es la mejor excusa para disparar la fuga de capitales. Es más, las compañías extranjeras que operan en China y venden sus productos en moneda loca, necesitan saber que la cotización del yuan no seguirá perdiendo valor, lo que van directamente contra su negocio. 

"Ahora, China quiere evitar el pánico", dice Gao Qi, estratega en Scotiabank. "El Banco de China continuará enviando señales para estabilizar el yuan en el corto plazo ", opina este experto. Pero lo cierto es que la depreciación puede ir a más, sobre todo porque Donald Trump tiene en la recámara nuevos aranceles, y los chinos, ya sin muchos productos que gravar, tienen en el tipo de cambio una de sus herramientas más efectivas para planta batalla. 

Además, como explican los analistas de IG, "los datos conocidos esta madrugada han ayudado mejorar el ánimo de los inversores lo suficiente como para replantearse volver a comprar renta variable". En concreto, las exportaciones del gigante asiático crecieron un 3,3% en el séptimo mes del año en curso, su mejor dato desde el mes de marzo. En contraste, las importaciones han descendido un 5,6%, con lo que el superávit comercial se han mantenido por encima de los 40.000 millones de dólares, unas cifras que han tranquilizado al mercado. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses