Chile crecerá un 1,6 % en 2016 y un 2,0 % en 2017, según Cepal

La economía chilena cerrará el 2016 con un aumento del 1,6 % de su Producto Interior Bruto (PIB) y crecerá un 2,0 % en el próximo año, según informó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Entre 2015 y 2016 la tasa de crecimiento cayó un 0,7 %, pasando del 2,3 % en 2015 al 1,3 % en 2016, subraya el documento que precisa que la contracción registrada este año se explica en parte por la "caída de la demanda interna y en particular a causa de la contracción de la inversión y del gasto público".

Por otra parte, según la Cepal, "las condiciones internas influyeron negativamente en el estado del mercado laboral presionando al alza la tasa de desempleo".

En ese contexto, el PIB por habitante cayó hasta un 0,6 % en 2016, mientras el desempleo urbano se sitúa en un 6,5 %, 0,3 puntos porcentuales más que en 2015, cuando la tasa se situó en alrededor del 6,2 %.

Las exportaciones de bienes y servicios sumaron este año unos 68.580 millones de dólares, que se comparan con los 72.009 millones en 2015, mientras las importaciones bajaron desde 72.327 millones de dólares del año pasado a los 68.059 de este año, con una balanza de pagos positiva de 1.109 millones de dólares.

El contexto económico general favoreció la caída de las importaciones, de modo que se redujo el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos.

El déficit del gobierno central aumentó del 2,2 % en 2015 al 3,0 % del PIB en 2016 ante la contracción de los ingresos tributarios (de un 0,5 % en términos reales) y pese al esfuerzo de contención del gasto público.

Para 2017, la Cepal espera que la economía chilena se desenvuelva en "un contexto externo caracterizado por un continuo bajo dinamismo de la economía mundial, al que se añade el alza de la tasa de interés de la Reserva Federal (FED) de los Estados Unidos esperada para diciembre".

(La FED, este miércoles, concretó una subida de un cuarto de punto la tasa rectora de la economía, a un rango de 0,5 a 0,75 %).

Con todo, se estima que la economía crecerá en un rango del 1,8 % al 2,0 %, con una inflación cercana a la de la meta.

"El desempeño de la economía se verá favorecido si los precios del cobre mantienen su tendencia actual, lo que beneficiaría a la minería y a los sectores conexos", señala el documento.

Finalmente, el organismo regional prevé que la política fiscal mantendría su postura de "racionalización del gasto público y reducción del déficit fiscal".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.