CE publica mañana informe económico que servirá de "aviso" y "guía" a España

La Comisión Europea publicará mañana el informe sobre España de 2016, en el que analizará la situación económica, la agenda de reformas y evaluará los progresos hacia el cumplimiento de las recomendaciones, en un momento de incertidumbre en el país sobre la formación de un gobierno o nuevas elecciones.

El informe, que se publicará sobre las 15.00 GMT junto con las demás evaluaciones por país, será el segundo que publique la CE del presidente Jean-Claude Juncker, y podrá leerse como un aviso a España de los deberes que tiene, sea cual sea el nuevo Gobierno.

El informe también hará referencia a los desequilibrios macroeconómicos que sufre España, aunque las decisiones en este procedimiento se publicarán en las próximas semanas.

Este ejercicio forma parte del llamado semestre europeo de coordinación macroeconómica y pretende servir de guía y orientación para la elaboración de los programas de estabilidad o de convergencia y los planes nacionales de reformas que deben presentar en abril los países miembros.

En estos informes los Estados miembros incluyen las proyecciones macroeconómicas y los planes fiscales para los próximos tres años y una descripción de las medidas que prevén tomar para lograr los objetivos, tras lo cual la Comisión analiza su viabilidad y emite en mayo sus recomendaciones específicas por país.

En el caso de España, el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, ya ha dejado claro que el país tendrá que entregar sus informes en abril se haya o no formado Gobierno.

El Ejecutivo comunitario dijo a finales del año pasado cuando emitió su opinión sobre el presupuesto de 2016 que, ante el incumplimiento previsto de los objetivos de déficit el año pasado y este, que España debe tomar las medidas necesarias para "garantizar" la rebaja del desvío hasta el 2,8 % del PIB este año.

Además, el próximo Gobierno tendrá que presentar a Bruselas un plan presupuestario lo antes posible.

La intención de España es pedir a Bruselas un año adicional para cumplir el objetivo de déficit.

Fuentes comunitarias recalcaron hoy que "no hay ninguna decisión tomada" en la CE sobre esta posibilidad, ni tampoco sobre el envío de "recomendaciones autónomas" de Bruselas a España.

Con independencia los tiempos establecidos en el semestre europeo para cada paso de la supervisión presupuestaria y macroeconómica, la Comisión puede enviar a los países "recomendaciones autónomas" en cualquier momento.

Sirven igualmente de "aviso temprano" para poner en alerte a un país ante eventuales descarrilamientos, a fin de conseguir la aplicación de medidas correctivas.

La CE repitió en enero su advertencia en su informe sobre el rescate a la banca con problemas, en el que destacó "cierta fatiga reformista" y "cierto cansancio de consolidación", dado que la reducción del déficit depende principalmente de las mejores perspectivas macroeconómicas.

Un mes después, la CE publicó sus previsiones macroeconómicas, en las que mostró su preocupación por el impacto que tiene la incertidumbre política en España en la economía del país y en la agenda de reformas y consolidación fiscal.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.