Carrillo: Bajada de IRPF se calculará en base a los presupuestos del Estado

La bajada del IRPF anunciada la pasada semana por el presidente de la comunidad autónoma, Fernando López Miras, se concretará en base a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), de los que se extraerán datos para su cálculo, y dependerá también de otras variables, como el cambio de modelo de financiación autonómica.

Así lo ha indicado esta mañana en rueda de prensa el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Andrés Carrillo, que ha recordado que el anuncio del presidente se encuentra en su "minuto cero" y se está trabajando en el mismo sin que se haya tomado aún ninguna decisión concreta al respecto.

En respuesta a las preguntas de los periodistas,Carrillo ha señalado que para calcular esta bajada es preciso contar con dato estatales que el Gobierno autonómico tendrá más complicado concretar hasta que no se aprueben los PGE.

El borrador de los mismos, ha recordado, contempla también una bajada para el tramo estatal y medidas para todas las comunidades autónomas al respecto.

Mientras no se determine esa bajada en el impuesto de la renta a nivel estatal, ha insistido, "es difícil seguir avanzando" en las cuentas para la reducción autonómica planteada, ya que es preciso conocer ese dato para calcular su impacto en las cuentas regionales.

Una vez que se aprueben los presupuestos nacionales, ha apuntado, se harán los pertinentes estudios para establecer en qué tramos y en qué tipos será la bajada regional.

Además, afectarán otras variables, como el modelo de financiación autonómica y su futura modificación.

No obstante, fuentes del Gobierno regional han matizado a EFE que la bajada del IRPF regional se llevará a cabo independientemente de la aprobación de los PGE, que no es necesaria para llevar a cabo esa medida autonómica.

En cualquier caso, ha indicado que el impacto de la bajada del IRPF no se verá reflejado en el erario público hasta dos años después de su implantación, puesto que la administración pública recibe las liquidaciones con dos años de retraso, es decir, en 2017 ha recibido la liquidación del IRPF de 2015.

Por otra parte, se ha referido también a las declaraciones del ex consejero de Hacienda Juan Bernal en una entrevista en un medio de comunicación este fin de semana en la que consideraba que no se está haciendo lo suficiente para reducir el déficit, una idea con la que Carrillo ha discrepado.

Así, ha señalado que en 2016 el déficit se redujo en 200 millones de euros, una cifra "muy significativa" a pesar de continuar con un modelo de financiación que perjudica a la región.

En 2017 aún no se conocen esos datos, ha dicho, pero ha asegurado que el déficit también se reducirá, aunque en menor cantidad que el año anterior, y también con una mala financiación autonómica.

No obstante, ha señalado que el Ejecutivo busca un equilibrio entre esa reducción del déficit y la mejora en los servicios a los ciudadanos, con medidas como el aumento de ayudas a la dependencia, el incremento de plazas en residencias o la subida de la renta básica de inserción.

"Hay otros objetivos sociales y económicos además de la bajada del déficit" ha insistido, y ha reiterado la necesidad de cambiar el modelo de financiación autonómica para poder cumplir de manera definitiva con esos objetivos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.