Canal de Isabel II cerró 2018 con un beneficio de 210 millones de euros

El consejo de administración de la empresa pública madrileña Canal de Isabel II ha aprobado este viernes por unanimidad las cuentas de 2018, que arrojan un beneficio de 210 millones de euros en un ejercicio caracterizado -dice- por el descenso en el consumo de agua, el más bajo en dos décadas; la congelación de las tarifas y las ayudas sociales para los usuarios más necesitados.

Según las cuentas de resultados, que incluyen a las empresas participadas en España y Latinoamérica y que serán sometidas a la aprobación de la Junta General Ordinaria de Accionistas el 8 de mayo, la cifra de negocios individual asciende a 854,1 millones, y baja un 3,57 %, como consecuencia de varios factores, entre ellos la reducción en un 4,21 % del consumo de agua con respecto a 2017.

En una nota de prensa, Canal dice que el EBITDA (beneficios de explotación, antes de intereses, amortizaciones e impuestos) alcanzó los 338,2 millones de euros, un descenso del 7,5 %, derivado principalmente del incremento de los costes salariales, en cumplimiento de los acuerdos alcanzados con los agentes sociales y recogido en el primer convenio colectivo de empresa suscrito en 2016, y de los aprovisionamientos.

La empresa menciona medidas de reducción de la huella medioambiental adoptadas durante 2018, como la entrada en servicio de la planta de secado de lodos de la EDAR Sur, anticipando la aplicación de la normativa europea medioambiental, y la plena actividad de los tratamientos terciarios en sus depuradoras, que ha permitido verter más de 100 hectómetros cúbicos de agua regenerada a la cuenca del Tajo con una calidad muy superior a la que impone la legislación.

Estas dos actuaciones, según Canal, han supuesto un impacto económico de 4 millones en el resultado, "aunque con incontestables beneficios medioambientales".

El endeudamiento de Canal de Isabel II, dice la nota, asciende a 459,4 millones de euros, con una reducción del 38 % (293 millones) en el ejercicio de 2018.

La cifra ha descendido en casi un 53 % (515,2 millones de euros) desde 2015, cuando alcanzó los 974,7 millones de euros, de forma que la ratio de endeudamiento (Deuda Financiera Neta/EBITDA) de la empresa se sitúa en el 1,36, frente al 2,06 a cierre de 2017.

Las cuentas aprobadas hoy reflejan una cifra de negocio de 1.076,4 millones, un 6 % menos que en 2017, y el beneficio se sitúa en 201,8 millones de euros.

Según la empresa, el balance recoge los efectos mencionados en los resultados individuales y la desconsolidación de la participación en la empresa colombiana Triple A, de Barranquilla, como consecuencia de la pérdida de control temporal, derivada de las medidas cautelares dispuestas en el proceso de extinción de dominio abierto por las autoridades colombianas.

En este sentido, Canal de Isabel II dice en la nota que contra este proceso judicial ejercerá las medidas legales a su alcance, tanto a nivel nacional como internacional, para salvaguardar su patrimonio público.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.