BASF baja el beneficio neto un 1 % en el primer semestre por los impuestos

El grupo químico alemán BASF bajó en el primer semestre el beneficio neto atribuido hasta 3.159 millones de euros, un 1 % menos que en el mismo periodo de 2017, por el aumento de impuestos y pese a la subida de la facturación y el resultado operativo.

BASF informó hoy de que el resultado operativo se incrementó hasta 4.812 millones de euros, casi un 4 % más que en el primer semestre del año pasado.

El mayor grupo químico del mundo tuvo extraordinarios por medidas de reestructuración y costes de integración de los negocios que ha comprado a Bayer.

La cuota fiscal aumentó en el primer semestre hasta el 25,8 % (22,5 %) por los mayores beneficios obtenidos en países con impuestos más elevados, sobre todo en el segmento de Petróleo y Gas en Noruega.

La facturación aumentó en el mismo periodo un 1 %, hasta 33.428 millones de euros, tras la subida de los precios de venta y el incremento de los volúmenes de venta en todos los segmentos excepto en el de pigmentos, productos para la nutrición y para el cuidado de la salud.

Los tipos de cambio, especialmente por el dólar, tuvieron un efecto negativo en el volumen de negocios de todos los segmentos.

El presidente del comité ejecutivo de BASF, Martin Brudermüller, dijo al presentar el balance semestral que quieren construir una fábrica Verbund en la provincia de Guangdong, en el sur de China, país que es el mayor mercado químico del mundo con una cuota de mercado del 40 %.

BASF calcula que la inversión podría alcanzar los 10.000 millones de dólares una vez que se concluya el proyecto en 2030.

Las primeras plantas de producción podrían completarse en 2026, como muy tarde, aunque, de momento, BASF sólo ha firmado un memorando de entendimiento y ahora debe dar otros pasos como completar el estudio de viabilidad, según Brudermüller.

BASF redujo las amortizaciones en el primer semestre hasta 1.868 millones de euros (-11 %) pero incrementó los gastos de personal hasta 5.307 millones de euros ( 2 %).

Brudermüller anticipó que la adquisición de los negocios de productos fitosanitarios, biotecnología y la granja digital de Bayer concluirá en agosto y marca la entrada de BASF en el negocio de semillas.

También consideró que han aumentado los riesgos económicos en el primer semestre por el conflicto comercial entre EEUU y China, así como entre EEUU y Europa.

"Observamos estos acontecimientos y los posibles efectos en nuestros negocios", dijo Brudermüller.

BASF confirmó sus pronósticos para 2018 de una pequeño aumento de las ventas y del beneficio operativo antes de extraordinarios, pero una caída en el operativo después de extraordinarios.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.